Huffpost Spain

11 cifras para entender la violencia que sacude México

Publicado: Actualizado:
MEXICO VIOLENCIA
Un miembro de la policía federal patrulla la ciudad de Cocula, cerca de Iguala. | REUTERS
Imprimir

El 26 de septiembre, docenas de estudiantes de una escuela de magisterio de México desaparecieron tras una protesta en la ciudad de Iguala. Fueron vistos por última vez siendo arrastrados al interior de furgones policiales y no se ha sabido más de ellos desde entonces.

En su búsqueda, los investigadores han destapado una ristra de fosas comunes, policías trabajando para cárteles de la droga y cargos públicos al frente de organizaciones criminales.

Aunque la violencia en general se ha reducido en México en los últimos años, esta investigación ha vuelto a poner el foco en la despiadada fuerza de los cárteles, la brutalidad de las fuerzas de seguridad del Estado y la corrupción rampante presente en varias zonas del país.

Aquí hay 11 cifras que ayudan a comprender la situación que atraviesa México.

43

El número de estudiantes desaparecidos desde la protesta de Iguala en septiembre. Según algunos testigos, los estudiantes se dirigían a las afueras de la ciudad cuando agentes de policía y hombres enmascarados comenzaron a dispararles. Al acabar la noche, seis personas habían muerto. El cuerpo de un estudiante fue encontrado más tarde con los ojos arrancados y la cara despellejada. Docenas de jóvenes fueron vistos mientras eran arrastrados al interior de furgones policiales. No se ha vuelto a saber de ellos.

12

El número de fosas clandestinas encontradas cerca de Iguala durante la búsqueda de los estudiantes desaparecidos. Los test de ADN han revelado que los restos analizados hasta la fecha no pertenecen a ninguno de ellos. Aún están por realizarse pruebas sobre el resto de los cuerpos encontrados.

85.000

La cifra estimada de asesinados desde que el Gobierno del expresidente Felipe Calderón comenzó su guerra contra los cárteles y el narcotráfico.

El International Crisis Group explica que la violencia relacionada con los cárteles de la droga en México comenzó a escalar en 2004, bajo la presidencia de Vicente Fox. Tras ganar las elecciones, Calderón aplicó mano dura contra las organizaciones criminales, apoyándose en el Ejército. Aunque las fuerzas de seguridad se incautaron de una cantidad récord de drogas y mataron a docenas de capos de los cárteles, la ofensiva tuvo un precio.

La violencia entre cárteles rivales y las fuerzas de seguridad llevó a un baño de sangre. La brutalidad de las fuerzas gubernamentales comprometió su legitimidad. Y, aunque la agresividad de la ofensiva dificultó el tráfico de drogas, también dio lugar al nacimiento de pequeñas bandas criminales que se centran en otras actividades, como el secuestro y la extorsión.

El sucesor de Calderón y actual presidente, Enrique Peña Nieto, prometió dar marcha atrás a las medidas de Calderón y reducir el papel del Ejército en la lucha contra los cárteles.

8.000

El número de desaparecidos desde que comenzó la presidencia de Peña Nieto a finales de 2012 y hasta mayo de 2014, según el ministro del Interior, Osorio Chong. Ha clarificado que el número real de gente desaparecida asciende a 22.000, una lista que incluye también a los desaparecidos durante la presidencia de Calderón.

22.732

El número de homicidios denunciados en 2013, según el Instituto Nacional de Estadística de México (Inegi), que registra como principal causa de muerte los disparos por arma de fuego, seguida de heridas por arma blanca y estrangulamiento. Los datos no revelan si los casos están relacionados con el crimen organizado.

Los datos de 2013, equivalentes a 19 homicidios por cada 100.000 habitantes, suponen una reducción significativa con respecto al número de muertos en el cénit de la guerra contra los cárteles, cuando alcanzaron los 23 por cada 100.000. El grupo de periodismo de investigación InSight Crime apunta, no obstante, que las estadísticas no incluyen los cadáveres que no han sido hallados.

Para contrastar, la tasa de asesinatos en EEUU en 2012 fue de 4,7 por 100.000 habitantes. La más elevada del mundo ese año se contabilizó en Honduras, con 90,4 homicidios por cada 100.000 habitantes.

10,7 millones

El número estimado de hogares en los que al menos un miembro fue víctima de un crimen en 2013, según una encuesta realizada a principios de 2014 por el Inegi. El número es equivalente al 40% de los hogares mexicanos.

InSight Crime destaca que los datos de la encuesta son significativamente más elevados que los de las estadísticas oficiales mexicanas, lo que sugiere que hay un alto porcentaje de delitos que no son denunciados. El grupo calcula que, según los datos, el 90% de los crímenes cometidos en 2013 no fueron denunciados.

La discrepancia entre las infracciones denunciadas y la "cifra negra" (el número de crímenes que no son declarados) es especialmente notoria en el caso de los secuestros, añade InSight Crime. Aunque el estudio indica que 120.000 personas aproximadamente fueron víctimas de un secuestro en 2013, sólo 1.698 casos fueron denunciados.

1.698

El número de denuncias por secuestro en 2013, un 15% más que el año anterior. El número de secuestros ha aumentado cada año desde que Calderón lanzó su campaña contra los cárteles.

2.764

El número de mujeres asesinadas en México en 2012. Reuters destaca que la cifra ha crecido un 155% entre 2007 y 2012. En el noreste de México el número pegó una subida del 500% entre 2001 y 2010. El estado más peligroso para las mexicanas en 2012 fue Chihuahua, con 22,7 asesinadas por cada 100.000 mujeres.

47.000

El número estimado de inmigrantes asesinados en los últimos seis años por el crimen organizado a su paso por México con destino a EEUU. Esta cifra, recabada por el Instituto para las Mujeres en la Migración, incluye tanto a centroamericanos como a mexicanos. Según la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, al menos 70.000 migrantes han desaparecido entre 2007 y 2012 en México.

600%

El aumento del número de denuncias por tortura a manos de las fuerzas armadas o la policía mexicana en la última década. Amnistía Internacional ha informado de que más de 1.500 personas presentaron una denuncia por tortura o maltrato por parte de las autoridades en 2013, un aumento del 600% con respecto a 2003. Las quejas incluyen palizas, amenazas de muerte, violencia sexual, descargas eléctricas y asfixia. Otra encuesta de Amnistía Internacional señala que el 64% de los mexicanos tienen miedo de ser torturados por las autoridades si son detenidos.

7

El número de torturadores condenados por la justicia mexicana, según Amnistía. La organización señala que, según el Consejo de la Judicatura Federal, la justicia mexicana trató 123 casos de tortura entre 2005 y 2013. Sólo siete de ellos resultaron en condenas bajo la ley federal.

Este artículo fue publicado originalmente en la edición estadounidense de The Huffington Post y ha sido traducido del inglés por María de Sancha.