POLÍTICA

Demografía española: el crecimiento vegetativo cae en un 70%, con cada vez menos nacimientos y más muertes

04/12/2014 13:04 CET | Actualizado 04/12/2014 15:42 CET

La población española se encoge. El crecimiento vegetativo de España, es decir, la diferencia entre los nacimientos y las muertes es apenas de 2.037 personas. Todavía son más los españoles que nacen que los que mueren al año, pero la diferencia se va estrechando y en el primer semestre de 2014 es un 70,5% más pequeña que en el mismo periodo que el año anterior, según los datos de Movimiento Natural de la Población que publica este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las líneas que representan nacimientos y muertes se van acercando, a medida que la primera cae (nace menos gente) y la segunda crece (mueren más). En el primer semestre de 2014, aunque son datos provisionales, nacieron 209.482 personas y fallecieron 207.445.

El saldo, es decir, el crecimiento vegetativo, sigue siendo positivo, aunque cada año que pasa disminuye respecto al anterior, como se observa en el siguiente gráfico.

Pese a la caída del 70,5% en el primer semestre de este año comparado con el mismo periodo de 2013, se espera que 2014 también termine con saldo positivo. Los nacimientos han aumentado un tímido 1%, y eso, teniendo en cuenta que los primeros semestres tienen mayor mortalidad y menor natalidad, indica que 2014 terminará con un crecimiento vegetativo mayor.

NACIMIENTOS

El primer semestre de 2014 trae buenas noticias respecto a los nacimientos. Han crecido en un 1%. Parece una cifra modesta, pero teniendo en cuenta el panorama que refleja el gráfico siguiente, no se puede despreciar.

Durante unos años la población inmigrante impulsó la natalidad en España. A medida que disminuye la población extranjera, cae esta cifra, que en este primer semestre solo representa un 17,6% del total, frente al 18,5% del mismo periodo del año anterior.

La edad de maternidad continúa con su tendencia ascendente. Los datos definitivos de 2013 publicados este jueves por el INE muestran que han aumentado lasmadres en la franja de 40 a 44 años, mientras el resto cae, aunque la franja de 35 a 39 años, que ha crecido en los últimos años, disminuye a menor ritmo que el resto y sigue en segundo lugar.

Aunque cada año son menos, la mayoría de mujeres sigue teniendo hijos entre los 30 y los 34 años.

Por género, resulta llamativo que los datos definitivos de 2013 confirman un giro en una tendencia clásica: el año pasado nacieron más niños que niñas. Y lo mismo ocurre este primer semestre de 2014, aunque estos datos nos son definitivos. En los primeros meses del año, han nacido 108.290 varones frente a 101.192 mujeres.

Según el estado civil de la madre, cada vez con menos las que están casadas. Un reflejo de la caída en los matrimonios.

FALLECIMIENTOS

Si el gráfico de los nacimientos estaba prácticamente en rojo (en decir, en negativo), en el de fallecimientos abundan los valores en positivo, lo cual no es una buena noticia, pues significa que las muertes han aumentado. En el primer semestre de 2014 hubo un 3,5% más que en el mismo semestre de 2013.

La representación de los fallecimientos por grupos de edad muestra visualmente el envejecimiento de la población y el aumento de la esperanza de vida. Como se observa, aumentan las muertes en franjas de edad avanzadas, como la de entre 85 y 89 años, que en 2004 era el segundo grupo más habitual y en 2012 se colocó en cabeza, por delante de la franja entre 80 y 84 años.

Y mientras más aumentan los grupos de edades más mayores, incluyendo el de 90 a 94 años, menos gente muere entre 70 y 79 años.

MATRIMONIOS

Cada vez se casa menos gente. El número de matrimonios cae todos los años en la última década, excepto un pequeño repunte en 2012.

En el primer semestre de 2014 ha habido 69.252 bodas, un 0,5 más que en el mismo periodo de 2013. Habrá que esperar a que termine el año y tener los datos definitivos para saber si, como en 2012, este año ha subido el negocio para los salones de bodas.

Por edades, los españoles cada vez se casan más tarde. Tanto hombres como mujeres retrasan la edad para sellar su relación. Caen las uniones entre hasta los 35 años, y en ambos casos suben las de la franja de edad entre 35 y 39 años:

VER ADEMÁS