POLÍTICA
28/10/2014 13:59 CET | Actualizado 28/10/2014 16:16 CET

Población de España: ¿Cuántos habitantes habrá dentro de 50 años? (GRÁFICOS, MAPA)

España va a seguir perdiendo población en las próximas décadas. Si las tendencias demográficas de hoy no cambiasen, el país perdería un millón de habitantes en los próximos 15 años y 5,6 millones en medio siglo. La causa: el envejecimiento de la población y que la natalidad no remonta.

A partir de 2015 habrá más fallecimientos que nacimientos, y en 2029, uno de cada cuatro ciudadanos tendrá más de 65 años, un porcentaje que subirá hasta el 38,7% en 2064.

Los datos que ha publicado este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE) son simulaciones que proyectan hacia los próximos años la tendencias de hoy. Si la situación actual se prolongase, la población española seguiría con la caída que viene experimentando desde 2012, hasta 2064, cuando se calcula que seremos 40.883.832 habitantes, poco más de los 40.476.723 que éramos en 2001. El récord de población se registró en 2008, con 45.668.938 españoles y españolas.

Si el país había conseguido crecer con el empuje de la inmigración en la primera década del siglo XXI, la segunda comenzaba con una caída también relacionada con los movimientos de población: a partir de 2012, salían del país más españoles y extranjeros de los que llegaban.

El descenso que prevé el INE en las próximas décadas no tendrá que ver, sin embargo, con las migraciones. Al contrario, como se observa en el siguiente gráfico, van a volver a llegar inmigrantes y españoles emigrados -en 2014 ya se empieza a notar, con 332.522 llegadas, un 14,3% más que en 2013, aunque se habrán ido 417.191 y el saldo seguirá siendo negativo-, y en 2021 se invertirá la tendencia. En los próximos 50 años, la ganancia neta de población debida a las migraciones será de 2,5 millones.

Así que incluso con un saldo migratorio positivo, España perderá población. La reducción se deberá al progresivo aumento de las defunciones y la disminución de los nacimientos, que será aún más fuerte a partir de 2040. El saldo vegetativo será de ocho millones de personas.

A partir del año que viene, empezará a haber más muertes que nacimientos.

Entre 2014 y 2028 nacerían alrededor de 5,1 millones de niños, un 24,8% menos que en los 15 años anteriores. En 2029 nacerán un 27,1%. ¿La razón? La fecundidad de la mujer seguirá a la baja, con un promedio de 1,24 hijos por mujer en 2029 y de 1,22 en 2063. Ahora cada mujer tiene 1,27 hijos.

Cada mujer tendrá menos hijos, pero además, habrá menos mujeres en edad fértil (entre 15 y 49 años). En 15 años habrá 1,9 millones menos (-17,4%) y en 50 años, 4,3 millones (-39,2%).

La buena noticia -mala para quienes gestionan la Seguridad Social- es que la esperanza de vida seguirá aumentando. En 2029 será de 84 años para los hombres y 88,7 para las mujeres, y en 2064, 91 para los hombres y 95 para las mujeres.

Pero claro, a más población anciana, más defunciones: en 2014-2029 se llegarían a registrar más de seis millones, un 7,1% más que las observadas en los 15 años previos (1999-2013).

Si se mantiene la evolución demográfica de los últimos años -el INE insiste mucho, y conviene recordar que esto son solo proyecciones-, la pérdida de población se extenderá a la mayoría de comunidades autónomas en los próximos 15 años.

Las comunidades que mayor descenso relativo experimentarían serían Castilla y León (–9,0%), Principado de Asturias (–8,3%) y Galicia (–7,6%). Comunidad de Madrid, Canarias, Illes Balears y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla ganarían habitantes, mientras la Comunidad Foral de Navarra (–0,2%), Andalucía (0,0%) y Región de Murcia (0,1%) se quedarían prácticamente como están.

SOMOS LO QUE HACEMOS