INTERNACIONAL

Las nuevas incógnitas de la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman

24/01/2015 21:09 CET | Actualizado 24/01/2015 21:09 CET
EFE

Más información, pero más dudas. La fiscal argentina encargada de la causa sobre la muerte de su colega Alberto Nisman, Viviana Fein, detalló que según los datos de la autopsia el disparo que lo mató se hizo a una distancia no mayor a un centímetro desde el arma encontrada junto al cuerpo.

"El arma fue apoyada sobre la sien. No hay distancia. La autopsia es la única medida de prueba", aseguró Fein, en conversación telefónica con el canal Todo Noticias sobre el caso del fiscal encargado del caso AMIA en Argentina, que fue encontrado muerto en la madrugada del domingo 18 al lunes 19.

"El arma se disparó a una distancia no mayor a un centímetro", recalcó y detalló que la bala "atravesó la masa encefálica sin orificio de salida y causó la muerte instantánea según la necropsia".

"El proyectil secuestrado en la masa encefálica se correspondió de manera categórica al arma calibre 22 encontrada en el lugar del hecho", dijo la fiscal Fein, quien apuntó que la hora aproximada de muerte es el mediodía del domingo.

"En el expediente previo a la autopsia, me informaron que no se infiere la participación de terceras personas por dos causas: en primer lugar por el espasmo cadavérico que presentaba la mano, y por el otro, falta de lesiones traumáticas en el cuerpo de Nisman", continuó la fiscal.

Nisman falleció el 18 de enero, cinco días después de haber interpuesto una denuncia contra la presidenta argentina, Cristina Fernández, el canciller, Héctor Timerman, y varios dirigentes oficialistas por presuntamente haber orquestado un plan para encubrir a los supuestos responsables iraníes del atentado contra la mutual judía AMIA en 1994, a cambio de intensificar las relaciones comerciales con Irán.

¿Y LA SANGRE DEL ESPEJO?

A pesar de que esos resultados de la autopsia podrían apuntar al suicidio, los investigadores estudian las manchas de sangre halladas en el espejo del baño donde se halló muerto al fiscal, anormales para un caso de suicidio, ya que la bala en la cabeza que mató al procurador no tenía orificio de salida, informaron medios locales.

Los peritos buscarán determinar la dirección, velocidad y la trayectoria del disparo y también si la víctima estaba quieta o se movía cuando se produjo, lo cual se puede establecer según las gotas de sangre halladas en la escena.

Según las fuentes la salpicadura en el espejo "es improbable que suceda", salvo en el caso de que no muriese en el acto o que la bala tocase una arteria al entrar en la cabeza. "Pero esta pericia puede determinar si se trata de una escena plantada (fabricada) o no", agregaron las mismas.

Aunque las primeras pericias descartaron la intervención de terceras personas, el suicidio no ha sido confirmado y las contradicciones y cabos sueltos aumentan la confusión respecto a la eficacia de la investigación.

Tras no haber encontrado restos de pólvora en la mano de Nisman, la fiscal del caso, Viviana Fein, se encuentra a la espera de la comparación del ADN y del examen balístico para determinar definitivamente si la bala que mató a Nisman salió del arma encontrada junto al cuerpo.

La pistola había sido facilitada por un colaborador, Diego Lagomarsino, quien visitó el domicilio del fiscal un día antes de la muerte y no fue registrado por los policías encargados de la custodia de Nisman.

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter