INTERNACIONAL

1 de mayo: el trabajo y el paro explicados en 23 gráficos

01/05/2015 09:56 CEST | Actualizado 01/05/2015 11:05 CEST
GTRESONLINE

El desempleo sigue siendo, con diferencia, la principal preocupación de los españoles, por más que las estadísticas del paro muestren cierta mejoría. En el barómetro del Centro de Investigaciones Científicas (CIS) de marzo de 2015 incluso subió el termómetro y un 80,3% de los españoles contestaron que esa era su mayor inquietud, frente al 78,6% de febrero.

La Encuesta de Población Activa (EPA) del Instituto Nacional de Estadística (INE) conocida el pasado 27 de abril desveló que el número de desempleados bajó en 13.100 personas durante el primer trimestre del año, hasta 5.444.600 españoles. Pese a este aumento, la tasa de paro aumentó en siete centésimas (hasta el 23,78 %), por el descenso de la población activa. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se apresuró a decir que estas son cifras que "se deben celebrar porque son buenas sin ambages y sin objeciones", mientras la oposición las consideró "pésimas y decepcionantes".

En este 1 de mayo, Día Internacional del Trabajo, repasamos a fondo los números. Detrás de ellos hay millones de personas que aún luchan por encontrar un empleo, reclamar sus derechos o mejorar sus condiciones laborales.

Para empezar, echemos un vistazo a la evolución de la tasa de paro, con datos de la EPA. Es cierto, y es buena noticia, que ha bajado desde el pico del primer trimestre de 2013, cuando estaba en el 26,94% (ahora está en el 23,78%). Queda lejos, sin embargo, del 10,17% de hace una década, o del mejor dato registrado desde entonces, el 7,93% del segundo trimestre de 2007.

En este mapa puede verse que donde más se ha reducido el paro en el último año es en provincias como Lugo (-26,4%), Salamanca (-25,1%), Huesca (-22,7%), y Zaragoza (-22,3%). En otras, sin embargo, la tasa sigue subiendo: Jaén (24,1%), Teruel (14,7%), Palencia (12,1%), y Lérida (6,9%).

La estadística inversa, que contribuye al optimismo, es la del número de afiliados a la seguridad social. La curva empieza a remontar, con 16.589.693 afiliados en enero de 2015, pero sigue faltando mucho para cantar victoria y acercarse siquiera a los 17.188.173 de hace 10 años. Por no hablar de los 19.111.058 de enero de 2008, antes de que todo, empezando por la inmobiliaria, se desplomase.

¿Qué edad tienen los trabajadores españoles? Teniendo en cuenta que el paro juvenil está en el 51,4%, no sorprende que el grueso de la fuerza laboral tenga entre 25 y 54 años. Pero si miramos cómo está evolucionando el mercado laboral, hay perspectivas ligeramente mejores para los jóvenes: entre 2014 y 2015 aumentó en un 4,74% el número de trabajadores menores de 25 años. El grupo de los mayores de 55 es el que más creció en un año, con un 8,43% de incremento.

Por género, las diferencias más llamativas están en los salarios. Las mujeres tienen que trabajar 79 días más al año para cobrar lo mismo que un hombre en el mismo puesto, según un informe de febrero de UGT. Hay más hombres que mujeres con empleo, pero destaca sobre todo que ellos están saliendo del paro con más rapidez que ellas. Entre 2014 y 2015, el número de hombres ocupados subió en un 3,87%, frente al 1,92% de mujeres.

El nivel de estudios, según las estadísticas, contribuyen a la empleabilidad. El mayor porcentaje de personas con trabajo tiene estudios superiores. También son numerosos entre los que están en paro porque un diploma, como se ha visto, no equivale a un contrato. Pero con todo, en esta población son mayoría los que solo han completado la primera etapa de la educación secundaria.

Por sectores, España es claramente un país de servicios, que concentra el grueso de la ocupación, seguido por la industria, la construcción y la agricultura. Si atendemos a la evolución, todos ellos se recuperan salvo la agricultura, que cae.

¿Cómo se compara España con otros países? En la UE, solo Grecia supera a España en desempleo. Con datos de 2014, el siguiente país en la lista, Croacia, está a 7,2 puntos porcentuales. Mucho más lejos están países como Alemania e Islandia, en Europa, que tienen un 5% de paro, y Japón y Noruega, con 3,6 y 3,5% respectivamente.

Además, de las ocho regiones con más paro de Europa, seis de ellas son españolas.

España también encabeza el ranking europeo en cuanto a temporalidad, con un 23,8% de contratos con duración determinada frente al 76,2% indeterminados. Solo Polonia tiene mayor temporalidad, un 27,9%.

El país también está entre los que más personas viven en "hogares con muy poca intensidad de empleo", como dice Eurostat, la oficina estadística europea. España se encuentra en el cuarto lugar, con un 15,7%, por detrás de Islandia, Alemania y Rumanía. En los últimos cinco años el porcentaje se ha duplicado.

En porcentaje de parados de larga duración (más de 12 meses), España no está en los primerísimos puestos, pero está en la décima posición, de 28. Por delante hay otros PIIGS (Portugal, Irlanda, Italia y Grecia) y países como los de la antigua Yugoslavia, Eslovaquia, Bulgaria y Croacia.

En el décimo puesto está también en cuanto a salario mínimo, que es de 756,70 euros brutos al mes, frente a los 1.922,96 euros de Luxemburgo y 1.501 de Bélgica y Países Bajos, que encabezan la clasificación.

Los contratos de media jornada no están tan extendidos en España como en países como Holanda, Austria y Alemania. Aquí el 84% son a jornada completa, frente al 16% a media jornada, más o menos en la mediana de la lista.

Por duración de la vida laboral, España también está en una posición media, con 34,8 años.

VER ADEMÁS...