INTERNACIONAL

Pánico en Londres ante una cadena de ataques con ácido

La Policía investiga cinco casos que tuvieron lugar en un lapso de apenas 90 minutos y que parecen estar perpetrados por una pareja de ladrones.

14/07/2017 13:52 CEST | Actualizado 14/07/2017 13:52 CEST

La policía británica está investigando cinco ataques con ácido cometidos este jueves en diversos puntos del este de Londres en un lapso de 90 minutos. Por el momento hay un joven detenido y se busca a un segundo sospechoso. Entre los heridos, hay uno que se encuentra en situación de extrema gravedad, según los medios locales.

Los ataques ocurrieron anoche en un espacio apenas hora y media en los barrios de Hackney, Stoke Newington e Islington, según las fuerzas del orden, que estiman que las cinco agresiones están vinculadas y que el motivo parece ser el robo.

El arrestado -cuya identidad no ha sido facilitada por el momento pero que es un adolescente según la agencia Reuters- está retenido en una comisaría del este de Londres bajo la sospecha de robo y lesiones corporales graves, añadió la Policía.

En uno de los ataques, un hombre de 32 años que viajaba en un ciclomotor quedó con heridas en la cara después de que otros dos hombres que iban en un vehículo similar le arrojaran una sustancia corrosiva, tras lo cual uno de ellos se bajó para robarle la moto.

Los dos agresores se dieron después a la fuga con los dos ciclomotores, el propio y el robado, según explicaron las fuerzas del orden.

Los otros cuatro ataques fueron similares en los citados barrios de la capital del Reino Unido, indicó la Policía, que investiga este tipo de agresiones con sustancias corrosivas, que parecen cada vez más frecuentes. Las fuerzas policiales citadas por la prensa británica han indicado que las víctimas, que están aún ingresadas en un hospital, han quedado con "lesiones que cambiarán la vida" de estas personas.

1.800 CASOS EN SIETE AÑOS

Desde el año 2010, se han registrado más de 1.800 casos de ataques con uso de fluidos corrosivos en la capital británica. El año pasado fue utilizado en 458 casos, lo que supone un incremento con respecto a los 261 del año 2015, según datos de la policía londinense.

Entre ellos, hay episodios en los que estas sustancias corrosivas se han usado para cometer delitos como robos, al igual que en este caso, o ajustes de cuentas, pero también se han dado puntualmente algunos de los llamados crímenes de honor; en esos casos, las víctimas son mujeres cuyo delito es el de contravenir la tradición y la costumbre, bien sea defendiendo su derecho a vestir de una manera, a estudiar una carrera, a dedicarse a un empleo mal visto entre los miembros de su comunidad, o eligiendo una vida sentimental y sexual libre, renegando de los matrimonios forzados, de las alianzas abusivas o de las expectativas de su círculo familiar y cultural.

Cressida Dick, portavoz de la policía de Londres, ha mostrado su preocupación por el incremento de víctimas que están siendo agredidas con líquidos corrosivos y calificó el último ataque de "completa barbarie". "El ácido puede causar heridas terribles", añade. "No quiero que la gente piense que esto está sucediendo en Londres todo el tiempo, porque realmente no es así, pero estamos preocupados porque los números parecen estar subiendo", reconoció Dick en la cadena de radio LBC.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Una cortina de humo (y miedo) en la plaza San Marcos para robar una joyería

- La niña de seis años que planta cara a unos ladrones armados

- El testimonio de una joven atacada con ácido por su exnovio que estremece a los italianos

ELECTRIFY THE WORLD