INTERNACIONAL

Harvey se desplaza hacia Misisipi tras dejar 37 muertos y 32.000 desplazados en Texas y Luisiana

Se han registrado dos explosiones en una planta química en Texas, afectada por las inundaciones.

31/08/2017 13:38 CEST | Actualizado 01/09/2017 15:41 CEST
REUTERS
Un hombre traslada sus pertenencias tras verse afectado por el paso de la tormenta tropical Harvey.

El huracán 'Harvey' ha comenzado a debilitarse este jueves a su paso por Luisiana, pero se dirige a Misisipi, donde ya se han lanzado advertencias de posibles lluvias torrenciales. El fenómeno ha dejado tras de sí graves inundaciones que han provocado, hasta ahora, al menos 37 fallecidos y 32.000 desplazados, de acuerdo con el último balance de víctimas.

Se prevé que el huracán se desplace este jueves al noroeste, de Luisiana a Misisipi, descargando entre cuatro y ocho pulgadas (de diez a veinte centímetros) de lluvia, según ha informado el Centro Nacional de Huracanes.

'Harvey', que ha paralizado Houston, la cuarta ciudad más poblada de Estados Unidos, parece ser uno de los desastres naturales más relevantes de la historia estadounidense. Para hacerle frente, el Gobierno de Donald Trump tendrá que asumir un vasto programa de recuperación de las zonas afectadas y asistencia a las víctimas.

El Departamento de Incendios de Houston tiene planeado comenzar este jueves una operación para rescatar a los supervivientes y recuperar cadáveres de entre las aguas, por lo que el número de víctimas podría incrementarse, según ha manifestado a la prensa Richard Mann, un asistente del jefe de Bomberos.

Toda nuestra ciudad está bajo el agua

"Toda nuestra ciudad está bajo el agua", ha dicho el alcalde de Port Arthur (Texas), Derrick Foreman, en una de sus redes sociales, donde ha publicado también un vídeo en directo que muestra su casa inundándose. Según el Servicio Nacional de Meteorología, han caído alrededor de 30 pulgadas (75 centímetros) de lluvia en Port Arthur, una ciudad con 55.000 habitantes, localizada a 160 kilómetros del este de Houston.

Por otro lado, este jueves han tenido lugar dos explosiones en una planta química en Crosby (Texas), inundada tras las lluvias torrenciales provocadas por la tormenta Harvey en el sur de Estados Unidos, informó Arkema, la compañía propietaria.

"Hacia las 02h00 locales el centro de operaciones de urgencia del condado de Harris nos notificó dos explosiones y humaredas negras procedentes de la planta de Arkema en Crosby", ha indicado el grupo en un comunicado.

"Los peróxidos orgánicos son extremadamente inflamables por lo que, de acuerdo con las autoridades, lo mejor era dejar que el incendio se apagara por sí mismo", ha explicado Arkema. Al menos 15 personas han resultado heridas.

Mientras, en Houston ha podido verse el cielo azul el miércoles, lo que ha permitido que vuele el primer avión desde que se desató el huracán. El alcalde del municipio, Sylvester Turner, ha expresado su esperanza de que el puerto de la ciudad, dada su importancia en el país, se reabra pronto. Sin embargo, la Policía del condado de Harris, con sede en Houston, ha alertado de que, a pesar de que el tiempo ha mejorado, 17 personas continúan desaparecidas.

UNO DE LOS HURACANES MÁS COSTOSOS

Las inundaciones han afectado también a la refinería petrolera más grande de Estados Unidos, situada en Port Arthur, provocando una subida de los precios de la gasolina e interrumpiendo el abastecimiento mundial de combustible.

La empresa de análisis financiero Moody's ha estimado que los costes de 'Harvey' en el sureste de Texas pueden ir desde los 51.000 millones de dólares (casi 43.000 millones de euros) a los 75.000 millones de dólares (unos 63.000 millones de euros), convirtiéndose en uno de los huracanes más costosos de la historia de Estados Unidos.

Lo peor aún no ha llegado al sureste de Texas, dado que las lluvias no han cesado

"Lo peor aún no ha llegado al sureste de Texas, dado que las lluvias no han cesado", ha señalado Greg Abbott, el gobernador de Texas, que ha alertado a los ciudadanos de que 'Harvey' podría extenderse una semana más y ha asegurado que el huracán ha afectado a un territorio mayor que el asolado por 'Katrina' en 2005, que mató a 1.800 personas, y por 'Sandy' en 2012, que mató a 132 personas en Nueva York y Nueva Jersey.

Después de haber visitado la zona para comprobar los daños causados por el huracán, Trump ha prometido apoyar a los residentes de Texas y Luisiana. Según Goldman Sachs, el hecho de que el Gobierno tenga que asumir las consecuencias de 'Harvey' ha reducido a la mitad las probabilidades de que el presidente estadounidense cumpla con su amenaza de crear un muro en la frontera con México.

AYUDA HUMANITARIA

Varios ministros y el vicepresidente, Mike Pence, tienen planeado viajar a Texas este jueves para conocer a los habitantes afectados y a las autoridades locales y estatales, según ha indicado el secretario de prensa de Pence.

El despliegue de ayuda humanitaria para combatir el huracán es muy extenso, incluyendo voluntarios, policías, la Guardia Nacional, equipos de salvamento en las costas y grupos de emergencia que navegan por las inundaciones poniendo a cientos de personas a salvo.

"Somos gente cercana, nos ayudamos entre vecinos. Colaboramos entre nosotros", ha afirmado a Reuters Crystal Holmes, un alto cargo de las fuerzas de seguridad del condado de Jefferson, en una entrevista.

Texas, inundada

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR