NOTICIAS
30/11/2012 19:26 CET | Actualizado 30/11/2012 19:35 CET

'Ilustres traidores' del Real Madrid - Atlético

A lo largo de la ya centenaria rivalidad de los dos grandes clubes madrileños son muchos los futbolistas que han vestido ambas camisetas. Unos lograron un traspaso tranquilo, mientras que otros despertaron la ira de su antigua afición o el recelo de la nueva.

Con los tambores del derbi madrileño sonando cada vez más cerca, es inevitable recordar a aquellos cuyo fichaje por el eterno rival quedará siempre marcado en la memoria colectiva de los aficionados.

Eduardo Ordónez: El primero.

Posiblemente, el fichaje de Ordóñez no formaría parte de esta historia de rivalidades de no haber sido el primero. Y es que, su pase en la temporada 1932-33 del Atlético de Madrid al Real Madrid, podría calificarse de coqueteo: tras una única temporada en el club merengue volvió a vestir la zamarra rojiblanca.

Ramón Moreno Grosso: el heredero de Di Stefano.

Hablar de Grosso es hablar de un mito del madridismo. El que heredera el "9" del mítico Di Stefano tuvo un complicado periplo hasta lograr debutar con su amado Real Madrid. Antes de lograrlo, se sorprendió al verse cedido por el Real Madrid al eterno rival en enero de 1963. Aunque al principio se lo tomó a broma, Grosso acabó vistiendo de colchonero durante una temporada y, con sus goles, contribuyó a la salvación de los atléticos. Después regresaría al Real Madrid, donde jugaría doce temporadas y levantaría una Copa de Europa.

Luis Aragonés: el sabio que no debutó de blanco.

Si Grosso fue un símbolo blanco, "el sabio de Hortaleza" es uno de los referentes atléticos por excelencia. Pero antes de vestir de rojiblanco, un jovencísimo Luis Aragonés fue propiedad del eterno rival durante tres temporadas. Tres temporadas en las que no llegó ni a debutar con el club de Concha Espina y en las que fue a cuatro equipos distintos. Tras destacar en el Oviedo en la última de esas cesiones fichó por el Betis. Tras tres brillantes años en Sevilla, Aragonés recaló por fin en el Atlético de Madrid, donde se haría leyenda en 10 años como jugador.

Bernd Schuster: el alemán errante

Hablar de Schuster es hablar de uno de los más ilustres tránsfugas del fútbol español. Con tanta clase como caracter, el alemán paseó su fútbol por los mejores campos de España. Dejó el Barça por el Madrid tras dos años en la Ciudad Condal. Y por si fuera poco, dos años después cambia el Bernabéu por el Calderón. Para rematar la jugada, en su último año en el Atlético los rojiblancos ganaron la final de la Copa del Rey al Real Madrid... con un gol de Schuster de falta, por supuesto.

Juan Gómez "Juanito": una joven maravilla rojiblanca

El malagueño es sin lugar a dudas uno de los grandes mitos madridistas. Curiosamente, fue el Atlético de Madrid quien descubrió al genio de Fuengirola. Juanito fichó por las categorías inferiores del club colchonero en 1969 y en la temporada 1972/73 llegó el turno de su debut con el primer equipo. Un debut que le cambiaría la vida: era un intrascendente amistoso frente al Benfica, pero Juanito tuvo la mala suerte de fracturarse la tibia. No volvió a jugar con los rojiblancos y fue traspasado al final de temporada al Burgos.

Tras tres brillantes temporadas en el club burgalés, con un ascenso y varios premios individuales a sus espaldas, Juanito recala en el Real Madrid. Allí, diez temporadas bastaron para convertirle en un jugador legendario. Uno al que 20 años después de su trágica muerte el Bernabéu recuerda todos los partidos.

Hugo Sánchez: el mito que se empeñó en ser blanco

El de Hugo Sánchez fue uno de los traspasos más traumáticos del fútbol español. Con el Atlético, las cifras del mexicano fueron de crack: 111 partidos, 54 goles, y una Copa del Rey y una Supercopa de España para las vitrinas. Pero la afición rojiblanca nunca perdonará a Hugo que meses antes de acabar su última temporada en el club declarase públicamente sus intenciones:

"Mi primera opción es irme al Madrid. Mi objetivo en el Atlético ya se ha cumplido. Ahora, aspiro a metas más altas"

Dicho y hecho. La temporada siguiente jugaría en el Bernabéu, donde se convertiría en leyenda blanca. Y eso que meses antes, con la afición rojiblanca silbándole y acusándole de pesetero, Hugo no dudó en besar el escudo atlético al ser sustituido. Genio y figura.

Paco Llorente: el inicio de la cláusulas

Dejando de lado que pertenecer a la familia Llorente es condición suficiente para ser un mito del deporte español, Paco Llorente pasó a los libros de historia el año que fichó por el Real Madrid. Él fue el primer futbolista en acogerse al decreto 1006, que permitía la rescisión unilateral del contrato. O lo que es lo mismo, el primero en pagar la cláusula de rescisión para cambiar de club. Con el morbo añadido de hacerlo para pasar del Atlético de Madrid (con quien debuta en Primera) al Real Madrid tras una única temporada de rojiblanco.

José Luis Pérez Caminero: héroe del doblete con pasado blanco

No deja de sorprender cuántos jugadores históricos de ambos clubes tuvieron un pasado relacionado con el eterno rival. Es el caso de uno de los héroes del doblete rojiblanco de 1996, José Luis Pérez Caminero. El futbolista madrileño había comenzado su carrera en las categorías inferiores del Real Madrid. De hecho, pese a no debutar con el primer equipo, jugó durante dos temporadas en el Castilla.

Con el camino al primer equipo cerrado por las figuras de la "Quinta del Buitre", Caminero fue traspasado al Real Valladolid. Cuatro años después, el mediocampista firmaría por el Atlético, donde viviría sus años dorados como futbolista y donde hoy ostenta el cargo de Director Deportivo.

Raúl González Blanco: el histórico error de Gil

Hubo una vez un joven futbolista del Atlético de Madrid que batía todos los records. En su primer año en el equipo infantil marca 65 goles y se proclama campeón de España. La siguiente temporada, ya como cadete, repite cifras de escándalo y título nacional. Todo parecía listo para el nacimiento de una estrella rojiblanca cuando Jesús Gil decidió cerrar la cantera para ahorrar costes.

Es entonces cuando el Real Madrid, que no había perdido ojo a aquel joven goleador, se lanza a su contratación. Había fichado a Raúl González Blanco. 17 años, 375 goles, 3 Copas de Europa y otros 13 títulos después supimos que había fichado a la mayor leyenda blanca desde Di Stefano.

Juanfran Torres: el último.

Juanfran Torres es el último tránsfuga de esta lista. Formado en las categorías inferiores del Real Madrid, tras dos temporadas sin oportunidades en el primer equipo el fubolista buscó acomodo fuera del Bernabéu. Primero, cedido al Espanyol y un año después traspasado a Osasuna.

Tras cuatro temporadas y media como rojillo, Juanfran llegaba al Atlético de Madrid en el mercado invernal de la 2010/11. Apenas 48 horas después de su fichaje, el alicantino debutaba con la camiseta rojiblanca y se convertía en el último en fichar por el eterno rival... de momento.

Publicado en 6cero por Juan Blanco (@el7deeuropa)

¿Te gusta el deporte? Tú también puedes escribir en 6cero.