TENDENCIAS
13/08/2013 09:32 CEST | Actualizado 13/08/2013 12:55 CEST

Así han crecido los nuevos niños prodigio (FOTOS)

GTRES

Los Macauly Culkin y Eliah Wood de turno son ya tan mayores que ni siquiera son ex niños prodigio. Una nueva generación de estrellas infantiles han pegado el estirón para tomar el relevo. Y molan más.

El carisma y las gafotas de Abigail Breslin fueron parte importante del éxito de Pequeña Miss Sunshine. Su personaje, síntoma inequívoco de que el nerd empezaba a ser el popular de la escuela. Ahora la niña ha crecido y se ha convertido en "una bomba sexual".

Otro nerd convertido en buenorro es el actor británico Nicholas Hoult, quien a los doce años era la parte inteligente del dúo formado con Hugh Grant en Un niño grande, historia de Nick Hornby con música de Badly Drawn Boy. Buenos referentes con los que comenzar una carrera muy interesante: aparecía en la serie británica Skins, en la película/catálogo de moda de Tom Ford Un hombre solo y se lleva sus buenos cheques en la saga X-Men.

Freddie Highmore se pasó media infancia dando la réplica a Johnny Depp con maquillaje y peluca en Charlie y la fábrica de chocolate y Descubriendo Nunca Jamás. No es de extrañar que su deseo más íntimo fuera interpretar a un asesino en serie. Y lo ha conseguido antes de cumplir los 20 por todo lo alto, como el jovencito Norman Bates en la serie Bates Motel.

Como estrella infantil Elle Fanning no tenía carrera propia. Siempre era la versión joven de los personajes de su hermana Dakota en Yo soy Sam y en Abducidos. Pero llegó Sofia Coppola y la fichó para que sublimara en la película Somewhere el enorme complejo de Electra que Sofia tiene con papá Francis Ford Coppola. Elle tiene quince años es una consagrada musa indie.

Otra diva adolescente es Chlöe Grace Moretz, protagonista de la parodia del cine de superhéroes Kick Ass, que ya tiene secuela. Apenas tiene 16 años pero ya ha tenido varios cara a cara con Alec Baldwin como una de las enemigas más peligrosas del alto ejecutivo de NBC en la serie 30 Rock.

Quvenzhané Wallis se plantó con un bolso de perro en la alfombra roja de los Oscar. Podía permitírselo porque tenía nueve años y porque era candidata a premio por Bestias del sur salvaje. Ahora va ser la prota de una nueva versión del musical Annie. Parece ser que para esta niña la vida solo es infernal en el cine.

Photo gallery Los niños del cine han crecido See Gallery

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'