POLÍTICA
14/02/2014 12:58 CET | Actualizado 14/02/2014 12:58 CET

Barcina no descarta dimitir y convocar elecciones antes de que le presenten una moción de censura

EFE

¿Qué va a hacer la presidenta navarra, Yolanda Barcina, ante el escándalo al que se enfrenta? ¿Aguantará las amenazas de moción de censura? ¿Cómo va a manejar los tiempos políticamente?

La presidenta autonómica podría dimitir y convocar elecciones anticipadas para evitar la presencia de Bildu en el Ejecutivo de transición salido de la moción de censura anunciada por el PSN si se confirman las denuncias por injerencia y trato de favor en la Hacienda foral.

[LAS CLAVES PARA ENTENDER LO QUE PASA EN NAVARRA]

Aunque Barcina ha dicho esta semana en referencia al PSN que si "quieren esa moción de censura con Bildu, pues que lo hagan", este viernes el portavoz parlamentario de UPN, Carlos García Adanero, no ha descartado que sea la presidenta quien convoque las elecciones anticipadas.

UPN APUNTA A BILDU... Y NO HABLA DEL ESCÁNDALO DE HACIENDA

"Como bien dice ella, antes de que Bildu pueda estar un sólo minuto en el Gobierno de Navarra, UPN tomará las decisiones que deba tomar y por lo tanto todas las opciones están abiertas", ha precisado García Adanero en declaraciones a los periodistas.

Y ha añadido además que "UPN, si viene un proceso electoral, seguirá siendo un partido fuerte como ha sido siempre", ya que "en temas ideológicos está unido" y "estaremos preparados para ofertar un buen programa" en el que Barcina "contará con el respaldo del partido" si tiene voluntad de liderarlo como candidata.

García Adanero se ha mostrado convencido además de que la aritmética parlamentaria navarra "no va a variar" con estas elecciones anticipadas y, al respecto, ha señalado, en alusión a un futuro entendimiento de nuevo entre su partido y PSN, que "las mayorías que se pueden conformar pasan por un Gobierno en el que UPN tenga un peso importante o por otro condicionado por Bildu".

UPN está poniendo el foco sobre la posibilidad de que Bildu pueda sacar adelante junto a los socialistas una moción que tumbe a Barcina y está obviando que el origen de la crisis son las acusaciones de la ex directora de Hacienda contra la vicepresidenta de Navarra, Lourdes Goicoechea, de pedir datos fiscales sobre los clientes de su despacho.