POLÍTICA
10/04/2014 21:52 CEST | Actualizado 10/04/2014 21:52 CEST

Bárcenas: Cinco horas con Ruz, en cinco claves

Bárcenas ha vuelto a declarar ante el juez Pablo Ruz y ha vuelto a aportar novedades sobre la supuesta financiación ilegal del Partido Popular.

Más de cinco horas de declaración que se pueden resumir en cinco puntos:

CAJAS B EN TODAS LAS PROVINCIAS

Según Bárcenas, en cada provincia y en cada región, el PP contaba con una caja B que servía para sufragar las campañas electorales.

Estas cajas conformaban el sistema de financiación opaco que dependía de la organización local de cada lugar.

CAMPAÑAS ELECTORALES EN NEGRO

Las campañas electorales siempre se sufragaban, en parte, con dinero negro. Según la declaración de Bárcenas, la financiación irregular del PP también se nutría de fondos de donantes que siempre estaban dispuestos a aportar en época electoral.

El extesorero del PP ha puesto de ejemplo el caso de la caravana de Rajoy en 2004. Según Bárcenas, se financió, entre otros ingresos, con un pago de 300.000 euros por parte del presidente del Parlamento valenciano, Juan Cotino, que visitó la sede el 11 de marzo de 2004, día de los atentados terroristas en Madrid.

En su declaración judicial, Cotino negó haber realizado tal pago aunque admitió haber visitado la sede central del partido en la calle Génova de la capital.

RAJOY LO SABÍA

Tanto los presidentes del partido como los secretarios generales conocían la existencia de la caja B. Bárcenas afirma que eran precisamente los secretarios generales quienes revisaban la financiación opaca del partido.

Es más, el extesorero se ha ratificado en las anteriores declaraciones que ha prestado ante el juez Ruz y ha confirmado la veracidad de las anotaciones manuscritas que recogió en su contabilidad B, incluidas los pagos por valor de 50.000 euros que, según él, habrían recibido Rajoy y Cospedal tras un embargo de 167.000 euros al PP de Pontevedra.

CASCOS Y ACEBES, SUPERVISORES

Bárcenas también ha contado que el exsecretario general del PP Francisco Álvarez Cascos conocía la existencia de la supuesta caja B de la formación, que heredó del también extesorero Rosendo Naseiro cuando fue detenido en 1990 por presunta financiación ilegal del partido.

De hecho, ha asegurado que fue el propio Cascos quien le encargó la gestión y custodia de la caja B, después de que Naseiro le entregara las llaves con ocho millones de pesetas a su nombre (la primera anotación que aparece en los apuntes contables).

Según Bárcenas, tras dimitir Naseiro en 1990 Álvarez-Cascos ejerció como tesorero hasta 1993, por lo que recaudaba dinero de los donantes y se lo entregaba en efectivo. Acebes, por su parte, le pidió en 2004 que buscara empresarios para comprar acciones de Libertad Digital.

DESCUENTOS BÁRCENAS

También ha hablado sobre la reforma de la sede del partido en la calle Génova por la que obtuvo un 8% de descuento a cambio de pagar más de la mitad del proyecto en negro. A esto se suma el ahorro del IVA al ser dinero no declarado.

Esta rebaja la negoció directamente con el arquitecto de la reforma, Gonzalo Urquijo, de quien ha dicho es "un caballero educadísimo". El extesorero recogió en los apuntes la entrega de 888.000 euros al arquitecto.

Fue él quien llevó el peso de la negociación y quien, junto al también extesorero Álvaro Lapuerta, quemó los papeles relacionados con la obra.

EL HUFFPOST PARA REVOLUT