POLÍTICA
28/07/2014 09:35 CEST | Actualizado 28/07/2014 10:18 CEST

La semana de Rajoy: Medir al nuevo PSOE y volver a verse con Mas

GTRES

Quedan pocos días de trabajo antes de las vacaciones, pero para Mariano Rajoy serán unos últimos días de intensa labor.

El presidente del Gobierno tiene una apretada agenda para este final de julio en el que tendrá que abordar, desde la renovación del PSOE hasta el desafío soberanista en Cataluña, pasando por la actualidad laboral y empresarial del país.

Esta es la agenda de Rajoy para esta semana:

Lunes 28

11:00h Preside la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP

17:00h Recibe en La Moncloa al nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez

Martes 29

11:30h Recibe en La Moncloa a los representantes de los empresarios (CEOE, CEPYME) y de los sindicatos (CCOO, UGT)

Miércoles 30

11:00h Recibe en La Moncloa al president de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas.

Jueves 31

12:30h Recibe a la selección española de baloncesto, que prepara el Mundial que se disputará en España en septiembre.

Viernes 1

10:00h Preside el Consejo de Ministros.

MEDIR AL NUEVO PSOE

No tendrá descanso el presidente esta semana, que comienza fuerte con la reunión que mantendrá con el nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, elegido este pasado fin de semana en el congreso extraordinario que los socialistas celebraron en Madrid, en el que renovaron su Ejecutiva.

Una reunión que vendrá marcada por el encuentro que, dos días después, mantendrá con el president de la Generalitat, Artur Mas. La idea de Rajoy, según explicó la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, es tener una "primera toma de contacto" con Sánchez para proseguir la misma "comunicación general" y fluida que el presidente tenía sobre los grandes asuntos con el anterior líder socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Sobre todo, Rajoy busca tener la clara posición del PSOE sobre el tema catalán y acordar una postura común, antes de su encuentro con Mas. El jefe del Ejecutivo siempre ha defendido la unidad de acción con los socialistas en este terreno, elogiando la sintonía con Rubalcaba.

Alfonso Alonso, portavoz del PP en el Congreso, dudó de que Pedro Sánchez tenga la "visión de Estado" que los conservadores reclaman al líder de la oposición y esperan que demuestre en su reunión con Rajoy algo más que sus ganas de "acabar" con el presidente del Gobierno.

En su discurso de este domingo, tras ser elegido líder socialista, Sánchez indicó que mantendrá una postura "abierta, con diálogo, negociación y pacto" y planteó la vía federalista como "la única que garantiza la unión de los pueblos de España". "Entre el choque de trenes de la derecha y el separatismo de Mas, hay que reformar la Constitución para que todos los españoles voten un nuevo marco de convivencia federal", explicó.

Eso sí, Sánchez quiso desmarcarse de Rajoy y de sus reformas instando al presidente del Gobierno a que, si realmente quiere "regeneración democrática" que empiece por "resolver sus líos internos". "Que coja la escoba y empiece a limpiar su casa", indicó el nuevo secretario general del PSOE.

Sánchez anunció que, si el PSOE regresa al Gobierno, derogará tanto la reforma laboral como la anunciada reforma de la ley del aborto, temas en los que previsiblemente choque con Rajoy durante su reunión de este lunes.

Al día siguiente, Rajoy se encontrará con los agentes sociales después de que éstos reclamasen una cita con el jefe del Ejecutivo. Según fuentes del Ministerio de Empleo citadas por la Agencia EFE, no hay nada concreto en la agenda del encuentro más allá del seguimiento de los temas abiertos, como el acuerdo en materia de negociación colectiva, la garantía juvenil o el nuevo ejecutivo comunitario.

Desde los sindicatos, el líder de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, explicó que pedirá a Rajoy un plan de choque para el empleo así como que se aborde una subida de los salarios para que los ciudadanos recuperen el poder adquisitivo perdido. Además, quieren que el Ejecutivo active la mesa de la función pública para "recuperar los derechos de los trabajadores públicos y la calidad del empleo".

RAJOY-MAS, CASI UN AÑO DESPUÉS

La cita con los agentes sociales llegará un día antes del momento clave de la semana para Rajoy, su encuentro con Artur Mas tras casi un año sin verse a solas - la última reunión fue el 29 de agosto de 2013, de carácter secreto-.

Según explicó la vicepresidenta Santamaría, Rajoy está dispuesto a abordar con Mas todo aquello que se enmarque dentro de la ley pero que, si el único "plan" de Mas es tratar de pactar una consulta con el presidente del Gobierno, entonces no habrá "nada" que hacer.

De hecho, Rajoy lleva meses insistiendo en que está dispuesto a dialogar (pese a llevar un año sin hacerlo directamente con Mas), pero nunca sobre temas lejos de la ley, como la convocatoria de un referéndum soberanista el próximo 9 de noviembre. "Hablaremos, pero no voy a hacer aquello que ni puedo ni debo hacer. (...) Yo sé qué que hay un problema, sé que hay que afrontar el problema, pero las cosas se piensan bien antes de hacerse porque luego pasa esto. En cualquier caso, hablaremos", ha dicho el jefe del Ejecutivo.

Aun así, la idea de Mas es plantear el tema de la consulta aunque se trate de un entorno "hostil", como definió a La Moncloa hace tres días. "Se trata de una actitud altamente dialogante, te dicen que de qué debe de hablarse y de qué no, lo que no es precisamente lo que habíamos pensado que sería una democracia madura y consolidada", se quejó el presidente catalán.

"No sé si querrán escucharme, ni si harán algo en caso de que me escuchen, pero yo hablaré de la consulta y pediré si podemos encontrar una solución conjunta para que esta expresión de la ciudadanía catalana se haga de común acuerdo con las instituciones del Estado español", insistió Mas, quien asegura que sólo reclama "poder hacer la consulta, no que estén a favor de la independencia". "No nos hemos bebido el entendimiento", remarcó.

BALANCE DEL FIN DE CURSO

Los dos últimos días de la semana serán de balance de los encuentros mantenidos y servirán a Rajoy para, además de recibir a los jugadores de la selección de baloncesto, presidir el último Consejo de Ministros antes de retirarse de vacaciones. Es probable que, tras esta reunión con su gabinete, el presidente dé la rueda de prensa posterior, habitualmente ofrecida por la vicepresidenta, Sáenz de Santamaría, según informa Europa Press.

Tras ello, Rajoy se marchará a Galicia, el mismo lugar que eligió el año pasado, para descansar junto a su mujer y sus hijos. Después, pasarán unos días en el Parque Nacional de Doñana, alojándose en el Palacio de las Marismillas, de titularidad estatal, antes de regresar al trabajo el 29 de agosto presidiendo de nuevo el Consejo de Ministros.