NOTICIAS
18/08/2014 19:53 CEST | Actualizado 18/08/2014 19:59 CEST

20 ciudades europeas que tienes que visitar antes de los 30 (FOTOS)

GETTY IMAGES

Europa está llena de ciudades que todo el mundo debería visitar, desde las grandes metrópolis hasta encantadores lugares desconocidos. Pero ¿por dónde puede empezar un veinteañero en busca de aventuras?

Las grandes ciudades como Londres, París y Amsterdam deberían ser destinos fijos, pero los que aún no han llegado a los 30 encontrarán en estos otros 20 sitios otros atractivos: deliciosa comida callejera, albergues modernos, acogedores cafés y oportunidades para conocer nuevas culturas.

Lo mejor de esta lista es que merece la pena visitarlas todas aunque ya hayas sobrepasado la edad.

1. Berlín, Alemania

berlin

Berlín es una maravilla cultural, con un impresionante abanico de museos, galerías de arte y vecindarios históricos para explorar. Puede presumir de tener una gran vida nocturna. Da igual si quieres escuchar algo de música en directo o ir a una rave toda la noche, hay locales para cada estilo.

2. Riga, Letonia

riga

Riga fue elegida Capital Europea de la Cultura 2014 por buenas razones. Su riqueza arquitectónica y de museos, el centro histórico -que es también Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO- y la multitud de eventos culturales que acoge son algunas de ellas.

3. Estocolmo, Suecia

stockholm

Moderna e innegablemente bella, Estocolmo debería estar en tu lista de destinos. La mejor época para visitarla es en verano, cuando los cielos son tan azules que puedes pasar el día vagando por las calles empedradas de Gamla Stan. Los más intrépidos también pueden hacer excursiones por alguna de las cerca de 30.000 islas que componen el archipiélago Skärgård.

4. Copenhague, Dinamarca

copenhagen

La capital de Dinamarca es posiblemente una de las más encantadoras y acogedoras ciudades del mundo. Súbete a una bici y explora los canales y plazas mientras admiras la arquitectura. Asegúrate de que pasas por el Tívoli, el parque de atracciones de más de 170 años de antigüedad. Y, por supuesto, acomódate en uno de sus bares y cafés para charlar con la gente de allí.

5. Budapest, Hungría

budapest

La capital hipster de Europa es posiblemente también el lugar más bonito del continente. Es perfecta para jóvenes viajeros que buscan un enriquecimiento cultural y un poco de vida nocturna. Echa un vistazo a las poco convencionales tiendas y cafés del Distrito VII, sus pubs ruinosos, sus museos y disfruta de la belleza de sus edificios.

6. Fira, Grecia

santorini

Si vas de mochilero, en algún momento necesitarás un lugar para reposar y contemplar el paisaje. La isla de Santorini es ese sitio. Con los acantilados y las aguas de color zafiro del mar Egeo, tendrás buenas vistas desde cualquier lugar. Desde Fira, dirígete a la Antigua Thira o a Oia para disfrutar de sus famosos atardeceres. Prueba también la deliciosa comida griega y toma el sol en sus playas de arena negra.

7. Oslo, Noruega

oslo

Oslo es una ciudad cara, pero puedes adaptar tu viaje para que sea de bajo presupuesto. Con un telón de fondo de colinas boscosas y el fiordo, naturaleza no te va a faltar. Además, ofrece algunos museos únicos, como el de barcos vikingos y el Centro del Nobel de la Paz.

8. Český Krumlov, República checa

cesky krumlov

A la mayor parte de los viajeros jóvenes les entusiasma Praga. No nos entiendas mal, es preciosa, pero hay otro lugar aún mejor del que aún no has oído hablar. Český Krumlov es una impresionante ciudad con castillo de la región de Bohemia, a unas dos horas en coche de Praga. Cuenta con un laberíntico casco antiguo declarado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. El río Vltava discurre alrededor de la ciudad, lo que significa que hay muchos cafés en la orilla para tomarte algo. Si tienes ganas de aire libre, es un buen enclave para hacer rafting y montar en canoa.

9. Barcelona, España

barcelona

Su atmósfera energizante la convierte en una metrópolis de obligada visita. Bañada por el Mediterráneo, ofrece atractivos para todos los gustos. Visita la Sagrada Familia de Gaudí, relájate en la playa, prueba sus tapas, explora el mercado de La Boquería y sal de fiesta hasta el amanecer.

10. Cracovia, Polonia

cracovia

¿Quieres ir a un lugar con un sinfín de historia y cultura? Entonces elige Cracovia. Atesora más monumentos y edificios históricos que ninguna otra ciudad polaca. No dejes de visitar el Castillo Wawel, la parte vieja, el barrio judío (Kazimierz) y la plaza Rynek Glowny.

11. Lisboa, Portugal

lisbon

Ubicada sobre el río Tajo, Lisboa ha sido descrita como "un espejo de mil colores". Además de albergar catedrales góticas, preciosos monasterios y pintorescos callejones, es famosa por su vida cultural. Sumérgete en el bullicio de Alfama, sal hasta el amanecer por el Barrio Alto o paséate por la Torre de Belem, Patrimonio de la Humanidad.

12. Dublín, Irlanda

dublin

Si te imaginas Dublín como un lugar con calles empedradas y pubs donde corre la cerveza, vas bien encaminado. Aprovecha sus más de mil años de historia y empápate de cultura en la Catedral cristiana o la Galería Nacional de Irlanda, o saca tu nerd interior en la Biblioteca Nacional o la del Trinity College. Por supuesto, tienes que visitar el almacén de Guinness y tomarte alguna pinta que otra.

13. Lviv, Ucrania

lviv ukraine

En español también se la conoce como Leópolis. Misteriosa y llena de encanto, es famosa por su bello centro histórico y su arraigada cultura cafetera. Admira su mezcla de estilos arquitectónicos en Ploshcha Rynok o echa un ojo a su Museo de Historia y su Museo Nacional. Merece la pena visitar el Museo de la Cerveza, con la fábrica más antigua -y aún en uso- de Ucrania.

14. Glasgow, Reino Unido

168942519

La segunda ciudad más grande de Escocia es hedonista, estilosa y está siempre en ebullición. Reúne una vibrante cultura artística y de música en directo, además de una renovada arquitectura. Por supuesto, hay una amplia oferta de museos, galerías, pubs y acogedores locales.

15. Florencia, Italia

florence

¡Oh, Florencia! Bella, histórica y llena de encanto, te robará el corazón. Los aficionados a la historia del arte estarán en los cielos con lugares como la Galería Uffizi, el Duomo, la Galleria dell'Accademia y sus muchas iglesias. Otras cosas que no puedes dejar de hacer: dar un paseo romántico por el Ponte Vecchio, un día de perderte por sus rincones y probar la comida florentina callejera y embelesarte con las impresionantes vistas desde la Plaza Michelangelo.

16. Rotterdam, Holanda

rotterdam

Sí, Amsterdam es genial, pero a menudo Rotterdam queda en un segundo plano, y es un lugar demasiado cool como para eso. Es una multicultural ciudad portuaria con un skyline siempre cambiante, una chocante vida nocturna y algunos grandes museos. Ve a Museumpark y visita los de Boijmans Van Beuningen y el Kunsthal, además de dar un paseo por el barrio de Delfshaven. Y sí, aquí hay coffee shops, como en el resto de ciudades holandesas.

17. Bruselas, Bélgica

454572583

Razones para ir a Bruselas: chocolate, gofres, cerveza. Ah, y edificios realmente bonitos, sitios históricos y sus cafeterías. Sorbe un latte en alguno de sus acogedores locales, explora Matonge (el barrio africano), el centro cultural Bozar y, por supuesto, come todo lo que puedas de la lista anterior.

18. Reykjavik, Islandia

reykjavik

La capital situada más al norte del mundo es peculiar, hermosa y salvaje. En el verano casi todo el tiempo es de día, con casi 22 horas de sol, lo que deja mucho tiempo para hacer cosas. En invierno, los visitantes pueden perseguir las auroras boreales. Además de las maravillas naturales y la aventura al aire libre, Reykjavik ofrece una intensa vida artística, fiesta nocturna y aguas termales.

19. Helsinki, Finlandia

helsinki beauty

Si eres un urbanita pero adoras la naturaleza, Helsinki es tu destino. Es conocida por la belleza de su costa, historia marítima, espacios verdes y, por supuesto, las saunas y spas. Su ambiente tecnológico -en 2013 fue elegida como una de las capitales emprendedoras de Europa- no desentonará con los viajeros milenarios.

20. Dubrovnik, Croacia

151571823

Es difícil no enamorarse de Dubrovnik. Las vistas del Adriático, las murallas y edificios barrocos te cautivarán. Disfruta de la playa, explora el casco antiguo, vete de excursión a alguna isla y sumérgete de lleno en el estilo de vida mediterráneo.

ADEMÁS: