TENDENCIAS
20/02/2015 15:58 CET | Actualizado 20/02/2015 15:58 CET

El artista Plastic Jesus escandaliza a Hollywood con una estatua de un Oscar esnifando cocaína

A pocas horas de que se celebre la 87ª edición de los Oscar, toda la parafernalia para la ceremonia ya está desplegada en el Hollywood Bulevard de Los Angeles. La alfombra roja, ya instalada, está protegida por capas de plástico, ya están preparados los puestos para las cámaras y los periodistas, y numerosas estatuillas doradas con forma de Oscar engalanan los alrededores.

Uno de estos Oscar de gran tamaño es bien distinto a las demás. Se trata de una escultura que el artista estadounidense Plastic Jesus colocó allí. Sobre un pedestal negro con una placa dorada en la que se lee "Mejor fiesta de Hollywood", en lugar de la clásica figurita de un caballero de pie con una espada lo que se ve es un Oscar a cuatro patas esnifando dos rayas de cocaína.

"Esta obra busca llamar la atención sobre el problema oculto de la drogadicción en Hollywood, que afecta a cientos de personas de la industria del cine y que es ignorado hasta que muere alguien famoso", ha explicado el fotógrafo Nick Stern, colaborador del artista, a la publicación E! UK.

La estatua sólo permaneció un par de horas expuesta, hasta que la Hollywood Chamber of Commerce ordenó que fuera retirada. El equipo de Plastic Jesus decidió desmontarla y llevársela, según cuenta el cineasta John Wellington Ennis en su blog en The Huffington Post. Wellington pudo hablar con el artista, quien asegura que "ya es hora de que Hollywood y Estados Unidos empiecen a hablar sobre las drogas". Según Plastic Jesus, instalarán este Oscar —hecho en fibra de vidrio— en otro punto de la ciudad este sábado 21, víspera de la ceremonia.

Plastic Jesus ya aprovechó los Oscar del año pasado para realizar una acción similar. Colocó una estatuilla que se estaba pinchando heroína en un brazo. En aquella ocasión, la placa rezaba "El secreto mejor guardado de Hollywood".