TENDENCIAS
21/04/2015 16:11 CEST | Actualizado 21/04/2015 16:11 CEST

Libros y portadas: amor a primera vista (FOTOS)

GRAZIA.ES

Más allá de best sellers y trilogías, si una tendencia se impone en los últimos años en las librerías es la de prestar especial atención a las portadas. Atrás quedaron los días en los que engancharse a una novela no era (visualmente) fácil. Ahora los libros nos atrapan desde las estanterías porque cada vez más los lectores no se conforman con una buena historia, también quieren un amor a primera vista con su carta de presentación: esa fotografía o ilustración que reposará noche tras noche en la mesilla.

Las editoriales se han puesto las pilas y se han adaptado a los nuevos tiempos en los que la estética es una parte fundamental a la hora de comercializar un producto. “La reciente crisis ha provocado la incorporación de contenidos visuales que buscan un valor extra”, cuenta a Grazia Javier Ortega, director editorial de Lunwerg, un sello que siempre ha apostado por la imagen de sus títulos.

Gonzalo Muiño, diseñador gráfico e ilustrador y responsable por ejemplo de las ilustraciones del último libro de Lorenzo Caprile, añade: “Contratar a un ilustrador, a un fotógrafo o a un calígrafo significa aumentar los costes, pero afortunadamente las editoriales se han dado cuenta de que invertir en la portada les sale rentable y aumenta el caché de su catálogo. Hasta ahora, creo que en España no estaba muy afianzado el diseño de portadas como tal. Estamos acostumbrados a ver libros con las mismas imágenes una y otra vez: series que no están cuidadas, colecciones cuyos títulos no tienen nada que ver unos con otros, fotos con el texto colocado sin ningún gusto… Poco a poco han ido apareciendo portadas más cuidadas y, sobre todo, más pensadas”.

Sin embargo, como en todo, las portadas no pueden garantizar más ventas aunque sí más atención, que no está mal para empezar. Para convertirse en un best seller hace falta mucho más: un buen contenido, que es el que finalmente determina si una obra es de calidad. Con su experiencia, Ortega nos confirma nuestras sospechas: “Puede suponer algún incremento de ventas, pero el mercado está lleno de libros con muchísimas ventas a pesar de tener portadas horribles”.

Además, 30 libros de moda que deberías tener (y leer, porque sirven más que para decorar la mesa de café) en Grazia.es.

La tendencia a una mayor atención a esta parte del libro es innegable. ¿Y el futuro? “Nadie puede decir hacia dónde va el mercado, ya que es libre y soberano. A nosotros de momento nos interesa el papel, pero todo puede llegar a ser complementario. Al final se trata de seguir creando libros y contenidos tan interesantes. Que los lectores quieran compartirlos y los sientan como suyos, para que así les dediquen una parte de su tiempo entre otras múltiples opciones”.

Aquí puedes ver algunos ejemplos de portadas que enamoran a simple vista:

  • 'All the bird, singing', Evie Wyld
  • 'Cosas que nunca olvidarás de tu Erasmus', Amaia Arrazola y Raquel Piñeiro
  • 'De qué hablamos cuando hablamos de estilo', Lorenzo Caprile
  • 'Estrategias sobrenaturales para montar un grupo de rock', Ian Svenonius
  • 'I'll have what she's having', Rebecca Harrington
  • 'La chica de los Planetas', Holden Centeno
  • 'Libro de la fantasía', Gianni Rodari
  • 'Lolito', Ben Brooks
  • 'Manual del perfecto festivalero', Gerardo Cartón y Jorge Obón
  • 'No sin mi barba', Carles Suñé y Alfonso Casas
  • 'The Novel Cure', Ella Berthoud y Susan Elderkin
  • 'The opposite of loneliness', Marina Keegan
  • 'The Vacationers', Emma Straub
  • 'Todo lo que nunca te dije lo guardo aquí', Sara Herranz

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

EL HUFFPOST CON ROYAL CANIN