TENDENCIAS
20/06/2015 10:01 CEST | Actualizado 22/06/2015 12:28 CEST

Todo lo que debes llevar en tu móvil cuando te vas de viaje

Joao Nogueira

¿Puede un extranjero moverse por una ciudad únicamente con un teléfono móvil?

La respuesta a esa pregunta, estando como estamos en 2105, es obvia: sí. Quedan lejos esos viajes en los que era necesario meter en la maleta los planos de la ciudad, las guías de los lugares que visitar o la agenda con los teléfonos por si surgía una emergencia.

Tanto bulto ha sido engullido por los teléfonos móviles y las apps. Todo, absolutamente todo, se puede consultar y saber al instante. Si crees que exageramos imagina el vacío que sentirás si en un país extranjero… pierdes el teléfono móvil.

Y hablamos de viajar, pero, ¿están capacitados los teléfonos móviles para ayudarte a encontrar los tesoros de una ciudad que sólo conoces por lo que has visto en las fotos? Google planteó ese reto a varias personas de diferentes países en una misma ciudad: Madrid. La única ayuda: un smartphone repleto de apps.

TU SMARTPHONE ES MÁS LISTO QUE TÚ

El reto comenzó dividiendo a los asistentes en grupos por nacionalidades. La mayoría iban vestidos para la ocasión: calzado cómodo y ropa de primavera. Primer punto para el móvil: tan sólo necesitaban utilizar la aplicación Now para saber el tiempo que iba a hacer. También les habría servido para organizar todo tipo de información personal: horas y lugar de vuelos, cambio de moneda, reservas de hotel.

Así se ve la información de los vuelos en Google Now

Como era previsible, la aplicación más utilizada desde el principio de la prueba fue Maps. Además de señalar el camino de un punto a otro, sirvió app para buscar casi cualquier tipo de localización: restaurantes, atracciones turísticas, hoteles… La posibilidad de elegir si ir a una zona andando, en transporte público o en coche, así como la de guardar tus destinos en favoritos por si quieres volver, fue una opción de la que muchos tiraron. Esto permitió que todos los extranjeros pudiesen moverse fácilmente por las calles de Madrid utilizando los caminos más cortos. Con Street View no había lugar a dudas, ya que permite ver las imágenes a pie de calle y hacerse así una idea visual de cómo es el lugar que se quiere visitar.

Maps en la Plaza Mayor

Madrid es una ciudad idónea para probar esta aplicación, ya que está llena de calles estrechas y pequeños recovecos donde te puedes topar con museos o diminutas galerías en cualquier momento, así como con tiendas turísticas llenas de muñecas sevillanas o alguna librería antigua. De esta manera todos los grupos visitaron los lugares más tradicionales, como el Restaurante Botín, la famosa pastelería La Mallorquina, el kilómetro cero o el cine Doré. Varios de los asistentes utilizaron su móvil para encontrar la información sobre estos lugares.

TAMBIÉN SE PUEDEN TRADUCIR FOTOS

Las dificultades que algunos participantes tenía para hablar español se solucionaron en parte con Translate, el traductor automático gratuito que trabaja con más de 90 idiomas diferentes y puede traducir incluso conversaciones completas. Pero su herramienta más práctica a la hora de viajar posiblemente sea la opción de traducir imágenes. Se hace una foto a lo que se quiera traducir y la aplicación lo hace automáticamente conservando la serigrafía. Aunque aún queda mucho por mejorar en esta función, ya que tarda un poco y algunas palabras no se traducen, todos los asistentes lo encontraron muy útil para traducir el menú de la comida o algún cartel colgado que se iban encontrando por el trayecto.

Así es la nueva función del traductor

¿Y qué sería de un viaje turístico sin inmortalizar los mejores momentos? La aplicación Photos etiqueta y guarda las imágenes automáticamente. Si buscas la palabra ‘Madrid’ en el buscador de la app, aparecerán automáticamente todas las fotos donde salga la ciudad, lo cual te permite poder encontrar las imágenes de todos tus viajes.

Así funciona Google Photos

Como se puede comprobar, sí que es posible sobrevivir en una ciudad que no se conoce con tu teléfono móvil. Pero hay que tener cuidado: no es sano estar todo el día conectado. Por ello, cuando uno necesite un momento tranquilo o disfrutar de algún museo tranquilamente, no hay más que pulsar el botón de apagar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: