TENDENCIAS
21/03/2016 08:16 CET | Actualizado 21/03/2016 08:16 CET

Melissa Joan Hart resuelve siete misterios de la serie 'Sabrina, cosas de brujas'

ABC PHOTO ARCHIVES VIA GETTY IMAGES

Harry Potter está bien, pero mucho antes de que nos preocupáramos por las cartas de Hogwarts ya había alguien que nos tenía hechizados.

Sabrina Spellman llegó a nuestras vidas en 1996 y ahora, veinte años después del estreno de la serie Sabrina, cosas de brujas, sigue habiendo muchos enigmas sin respuesta como, por ejemplo, ¿qué le pasó a Jenny, su mejor amiga, que desapareció después de la primera temporada? ¿La serie era una alegoría de la homosexualidad, como piensan algunos fans?

La actriz Melissa Joan Hart, que dio vida a Sabrina, ha concedido una entrevista a la edición estadounidense de The Huffington Post para resolver algunos de los misterios que hasta ahora no tenían respuesta.

1. ¿Sabrina, cosas de brujas era una alegoría de la homosexualidad?

Algunos seguidores tienen la teoría de que la serie era una metáfora de la homosexualidad en los noventa. Según señalan, Sabrina tiene un secreto y le da miedo cómo puedan reaccionar los demás si lo descubren; para ser "ella misma" tiene que entrar a otro mundo "dentro de un armario" y en la serie se hacen un montón de referencias a la homosexualidad.

¿Es posible que sea cierto?

"Creo que es un poco rebuscado, pero sí que es una posibilidad", reconoce Hart durante la entrevista.

"En ese caso, también puede ser una alegoría de lo que supone ser republicana en Hollywood. Tiene gracia. Eso nunca lo había oído. Creo que era cuestión de que los productores no querían gastar más presupuesto en desarrollar un set de rodaje más brujesco del que entraran y salieran brujas todo el tiempo. Es lo que tiene la televisión, se cuenta con una puerta de decorado y con un foco", añade entre risas.

2. ¿Salem hablaba de verdad?

¿Qué le pasa a esta generación?

Según la actriz, los fans le hacen tantas veces esa pregunta que su hermana bromea con que debería llevar en el bolso un calcetín negro para hacerles una función cada vez que le saquen ese tema. "Debería sacarlo y contestar: '¡Lo tengo aquí mismo! ¿Cómo estás hoy, Salem?".

Obviamente, el gato no hablaba y además era una combinación de muchos gatos. Se utilizaban gatos reales para las escenas que requerían más movimiento, gatos animatrónicos para las escenas en las que tenía que hablar y peluches para ensayar con ellos o lanzarlos por el aire si uno de los Salems verdaderos se escondía detrás del sofá y atacaba por sorpresa, cuenta.

"Había muchos gatos diferentes. Había uno que hacía las escenas de saltos, otro que se dejaba coger en brazos, otro para las escenas en las que Salem jugaba con un ovillo de lana y luego estaban los gatos de reserva".

"Daban de comer a los gatos [durante el rodaje], así que al empezar tenían hambre, pero una vez que estaban llenos ya no colaboraban", explica Hart. "No hacían lo que queríamos que hicieran. No son como los perros, todo les da igual".

3. ¿Cuál es la tía favorita de Sabrina? ¿Hilda o Zelda?

Aparentemente, no hay respuesta para esta pregunta.

"No me puedo decidir. Sería horrible. Las dos se enfadarían conmigo si eligiera a la otra", comenta Hart entre risas. "Las quiero a las dos. Las tres tenemos un carácter fuerte, había momentos en los que nos llevábamos bien y momentos en los que nos peleábamos, pero ahora mantenemos una estrecha relación".

4. ¿Qué pasó con Jenny, la mejor amiga de Sabrina?

Aparece en la primera temporada de la serie y luego desaparece misteriosamente. ¿Qué le pasó?

"Ah, Jenny", recuerda Hart. "Después de cada temporada el reparto variaba en función de la reacción de la audiencia y a veces había disputas por los contratos y las negociaciones por el sueldo de ciertos actores. El hecho de que desapareciera un personaje daba la oportunidad de que llegara otro que proporcionara una nueva perspectiva a la serie desde su punto de vista".

"Cuando un guionista desarrolla un personaje concreto, se le paga en función de lo que guste ese personaje en cada episodio. Si un guionista desarrolla un personaje, pero luego deja la serie de mal rollo, puede que se deshagan del personaje para no tener que pagar más al guionista. Influyen muchas cosas en una situación así".

5. ¿Harvey corre el peligro de convertirse en una bola de cera?

En Sabrina, cosas de brujas, la madre de la protagonista es mortal y se convierte en una bola de cera después de nacer su hija. Como Harvey y Sabrina acaban juntos y él es mortal, ¿correría Harvey el mismo peligro de acabar convertido en cera si él y Sabrina tuvieran hijos?

Respuesta corta: sí.

"Supongo que sí", se aventura Hart. "Él era una amenaza para el mundo de las brujas, así que me atrevería a decir que de eso puede salir un capítulo o un spinoff o algo así".

6. ¿El otro mundo podría ser Narnia?

"No, creo que el otro mundo es mucho más grande. Cuando íbamos al otro mundo, se parecía más al espacio exterior. Es que íbamos a Marte a esquiar", contesta la protagonista de la serie.

"Creo que Narnia es más boscoso, y el otro mundo era mucho más espacial y futurista".

7. ¿Habrá reboot de Sabrina, cosas de brujas?

¿Estaría dispuesta Hart a volver a interpretar el personaje de Sabrina? La actriz responde que sería posible.

"Hay mucho que hablar. Me da la sensación de que casi a diario alguien me dice algo sobre el tema. ¿Lo hacemos? ¿Deberíamos hacerlo? ¿Cómo lo hacemos? Creo que lo que pasa con los reboots es que son muy difíciles de hacer. Es difícil que salgan bien. Creo que a veces es mejor dejar el pasado atrás a menos que se vaya a hacer muy bien", apunta.

BONUS: ¿Quién ganaría en un duelo? ¿Sabrina o Harry Potter?

Es la pregunta definitiva. Uno es el elegido y la otra recibía el periódico vía tostadora, pero solo puede ganar uno. ¿Quién?

Según Hart, la victoria sería de Potter: "En cuanto a experiencia y formación, él tiene las de ganar".

Aun así, hay algo en lo que Sabrina haría morder el polvo a Harry: las aspiradoras son mejores que las Nimbus 2000 para volar.

"Es mucho más fácil montarse en una aspiradora. Te subes y te vas, como si fuera un patinete. Es superfácil. Pero sentarse en una escoba es mucho más difícil. No es nada cómodo".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Este post fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Lara Eleno Romero.

EL HUFFPOST PARA VODAFONE