POLÍTICA
19/06/2018 13:56 CEST | Actualizado 19/06/2018 17:55 CEST

CCOO denuncia trato de favor en la cárcel a Urdangarin

Así ha pasado el cuñado del rey su primera noche en prisión.

Iñaki Urdangarin ha cumplido sus primeras 24 horas en la prisión de Brieva (Ávila) "tranquilo" y "concienciado" de la situación en la que se encuentra, han indicado a la agencia Efe fuentes penitenciarias.

El cuñado del Rey Felipe VI ingresó ayer en esa cárcel de mujeres, en la que ocupa una de las escasas celdas habilitadas para hombres en un módulo que estaba desocupado hasta su llegada y en el que se están haciendo algunos retoques.

Por ejemplo, devolver al comedor la televisión que había sido retirada cuando el módulo estaba vacío, según las fuentes consultadas, que aseguran en cualquier caso que el nuevo recluso no ha recibido ningún trato diferenciado.

Según las fuentes, Urdangarin ha pasado la noche con "absoluta normalidad y tranquilidad", no ha necesitado ir a la enfermería y da un trato "exquisito" a los funcionarios de la cárcel.

El marido de la infanta está "tranquilo" y "concienciado" de que es un recluso y que le toca cumplir condena, han añadido las fuentes.

CCOO denuncia trato de favor

Por su parte, el sindicado CCOO ha reclamado que Instituciones Penitenciarias traslade a Urdangarin, pues habilitar un módulo cerrado para un único interno sería "un evidente trato de favor' que no está justificado por ninguna necesidad penitenciaria'.

Según ha explicado el sindicato en una nota de prensa, "para CCOO es necesario recordar que la prisión de Brieva es una prisión de mujeres y que no existe operativo ningún departamento de hombres, por lo que si se habilita un módulo cerrado para un único interno, se trataría de un evidente trato de favor, no justificado por circunstancia penitenciaria alguna.

"Que un interno pueda modificar la organización y los servicios existentes en Instituciones Penitenciarias, es una anomalía de carácter democrático que desde CCOO rechazamos, porque mientras se incumple la Ley Orgánica General Penitenciaria al no disponer de una celda por interno, como sucede en la inmensa mayoría de las situaciones, parece que se está pretendiendo, bajo confusos planteamientos de seguridad, habilitar todo un módulo para un solo recluso".

Urdangarin eligió esa prisión para cumplir su pena, pero ahora Instituciones Penitenciarias dispone de un plazo de dos meses para decidir la ubicación definitiva del recluso, así como el grado en el que se le clasifica.

ESPACIO ECO