POLÍTICA
24/12/2018 21:10 CET | Actualizado 24/12/2018 21:10 CET

El rey reivindica el "entendimiento" y la "convivencia" en un mensaje dedicado a los jóvenes

Así ha sido el mensaje de Navidad del monarca.

EFE

Un mensaje de convivencia y preocupación por el futuro de los jóvenes. Felipe VI ha querido aprovechar su discurso navideño para dirigirse "especialmente" a las nuevas generaciones, con las que, según el rey, "como sociedad tenemos una deuda pendiente".

En una alocución de 10 minutos y 50 segundos grabada en el Salón de Audiencias del Palacio de La Zarzuela, el monarca ha comenzado sus palabras recordando a quienes viven en una "situación difícil por razones personales, económicas o sociales".

EFE

Felipe VI ha repasado los temas que ha tratado en anteriores mensajes: reflexiones "sobre nuestra democracia", cohesión social y territorial, economía, el paro, educación, corrupción y terrorismo y violencia contra las mujeres, único asunto para el que, además de mencionarlo, ha tenido unas palabras: "una violencia, de tan triste actualidad y que merece siempre nuestra repulsa y condena más enérgica y el empeño de toda la sociedad para erradicarla".

Y, aunque el rey asegura que estos temas le siguen preocupando "por supuesto y muy seriamente", ha querido dedicar el grueso de su mensaje a "nuestra convivencia, pensando en el presente y también en el futuro, en nuestras generaciones más jóvenes, a las que hoy me voy a dirigir especialmente".

La convivencia resulta incompatible con el rencor y el resentimiento, porque estas actitudes forman parte de nuestra peor historia y no debemos permitir que renazcan"

Ha recordado, como ya hiciera en el Congreso de los Diputados el pasado 6 de diciembre durante las celebraciones por el 40 aniversario de la Constitución, "los ideales que animaron y unieron a los españoles durante la transición política y que han sido el fundamento, la base de nuestra libertada y de nuestro progreso de estos últimos 40 años".

Para Felipe VI, estos ideales fueron "la reconciliación y la concordia; el diálogo y el entendimiento; la integración y la solidaridad" que permitieron a los españoles de esa época "trabajar juntos y unidos pensando en nuestro país y en su futuro" pese a "estar muy distanciados por sus ideas y sentimientos".

El rey ha calificado la Transición de "éxito del que nos hemos beneficiado las siguientes generaciones" y ha reclamado que se haga "todo lo que esté en nuestras manos para que esos principios no se pierdan ni se olviden, para que las reglas que son de todos sean respetadas por todos". Es la manera, según Felipe VI, de "asegurar a los jóvenes, con mayor garantía, nuevas décadas de progreso y avance como las que nosotros afortunadamente hemos conocido".

Felipe VI ha apelado a la unión de los españoles para "asegurar en todo momento" una convivencia que, para el jefe del Estado, "resulta incompatible con el rencor y el resentimiento, porque estas actitudes forman parte de nuestra peor historia y no debemos permitir que renazcan".

EFE

Como es habitual en sus mensajes, el rey ha invocado la Constitución - "que no es una realidad inerte, sino una realidad viva que ampara, protege y tutela nuestros derechos y libertades"- como garante de la convivencia, "el mayor patrimonio que tenemos los españoles".

"La convivencia es la obra más valiosa de nuestra democracia y el mejor legado que podemos confiar a las generaciones más jóvenes" ha resumido el rey casi al final de su mensaje. "Por ello, debemos evitar que se deteriore o erosione; debemos defenderla, cuidarla y protegerla [...] Así lo hemos demostrado durante estos últimos cuarenta años de libertad".

En su mensaje navideño, Felipe VI reconoce que, en 2018, apelar a la Transición como enganche emocional de los jóvenes con la democracia "no es suficiente" y por eso ha hecho alusión a las circunstancias materiales de las nuevas generaciones de las que ha dicho que "no son, ni mucho menos, las más fáciles".

"Sabéis que es muy difícil encontrar trabajo sin una adecuada formación. Muchos la tenéis, pero a veces os veis obligados a ocupar un puesto de trabajo que no es para que el que os habéis preparado o que no responde a vuestras expectativas", ha recordado el monarca para, a continuación, mencionar algunas de las reivindicaciones sociales que más se han escuchado en España durante los años de la crisis y la supuesta recuperación: derecho a un trabajo, un salario digno y una vivienda.

Por último, para finalizar su mensaje —que ha cerrado con una despedida en vasco, catalán, gallego y castellano— Felipe VI ha animado a los españoles a "valorar con orgullo lo que somos, lo que hemos hecho y confiar en lo que podemos hacer entre todos, alejando el desencanto o pesimismo".

Photo gallery MENSAJE REY 2018 See Gallery

ESPACIO ECO