INTERNACIONAL
08/01/2019 03:43 CET | Actualizado 08/01/2019 03:43 CET

Los asesinatos políticos en México se disparan un 55% en 2018

Guerrero y Oaxaca son los estados más mortíferos.

ASSOCIATED PRESS

El asesinato de políticos en México aumentó un 55% en 2018 al registrarse 159 víctimas frente a las 102 que ocurrieron en 2017, ha indicado la consultora Etellekt en el informe anual de su Indicador de Violencia Política.

De los 159 asesinatos, 23 correspondieron a mujeres y 136 a hombres, señala el documento, que registra datos del 1 de enero al 31 de diciembre de 2018.

Del total, 112 asesinatos ocurrieron dentro de la campaña electoral (8 de septiembre de 2017 al 1 de julio de 2018), mientras que los 47 restantes se produjeron en la etapa de transición (2 de julio a 30 de noviembre).

En un año de alta actividad política debido a las elecciones presidenciales del 1 de julio, el informe revela que se dieron 914 agresiones o conductas delictivas que atentaron contra la integridad física y psicológica de políticos.

Hubo 345 amenazas e intimidaciones, 144 lesiones dolosas (sin arma de fuego), 74 atentados contra familiares (con un registro de 67 familiares asesinados), 70 tentativas de homicidio con arma de fuego, 46 secuestros, 45 robos con y sin violencia y 31 lesiones dolosas con arma de fuego.

Las agresiones ocurrieron en los 32 estados y en 514 municipios del país.

La consultora destaca que la violencia política estuvo "dirigida en contra de opositores", ya que el 79% de las agresiones globales y el 66% de los asesinatos contra políticos se dirigieron contra opositores.

Los homicidios contra políticos se concentraron en estados del centro y sur del país (134 de los 159 asesinatos), con Guerrero (26) y Oaxaca (24) como los estados con mayor numero de asesinatos. Le siguieron Puebla y Michoacán (15 cada uno), el Estado de México (12) y Veracruz (10).

La violencia contra políticos estuvo centrada en el ámbito municipal ya que el 82% de los que perdieron la vida en atentados durante 2018 eran políticos de nivel municipal, alcaldes, regidores, síndicos, exalcaldes, dirigentes y militantes de comités municipales y candidatos a puestos municipales.

El informe señala que en 2017 perdieron la vida 11 alcaldes en funciones y electos, lo que lo convirtió en el segundo año más violento para los ediles en los últimos dos sexenios, solo por debajo de los 15 ediles asesinados en el año 2010, durante el Gobierno de Felipe Calderón (2006-2012).

EL HUFFPOST PARA 'MASCOTAS 2'