13 datos para conocer a Rosalía Iglesias, mujer de Luis Bárcenas en la riqueza y la pobreza

Desde 2014 vive con una asignación mensual de 300 euros.
Rosalía Iglesias, yendo a declarar por la Operación Kitchen.
Rosalía Iglesias, yendo a declarar por la Operación Kitchen.

En los próximas días, Rosalía Iglesias, la mujer del extesorero del PP Luis Bárcenas, volverá a prisión después de que este miércoles el Tribunal Supremo haya ratificado las penas a los acusados por el Caso Gürtel.

Aunque finalmente el Supremo ha matizado la condena y le ha rebajado los 15 años que sentenció la Audiencia Nacional en 2018, Iglesias deberá cumplir con 12 años y 11 meses de cárcel. Un duro varapalo para la restauradora que ya en mayo de ese año pasó unas horas en la prisión de Soto del Real (Madrid). Su hijo Guillermo Bárcenas, vocalista del grupo Taburete, consiguió reunir los 200.000 euros de fianza que impuso el juez a cambio de su libertad provisional.

Rosalía Iglesias y su hijo, Guillermo Bárcenas, en julio de 2013 saliendo de visitar a Luis Bárcena en la prisión de Soto del Real.
Rosalía Iglesias y su hijo, Guillermo Bárcenas, en julio de 2013 saliendo de visitar a Luis Bárcena en la prisión de Soto del Real.

Desde que los oscuros negocios del que fue uno de los hombres más poderosos del PP viesen la luz, Rosalía Iglesias ha atravesado una temporada gris, que contrasta con los días de vino y rosas que vivió con anterioridad. Cuando Luis Bárcenas ingresó en prisión por primera vez en 2013, ella decidió mantenerse alejada de la vida pública, reticente a fotografías y declaraciones, y eso hizo que se viese obligada a renunciar a algunos de los lujos de los que había disfrutado hasta entonces.

Estos son algunos de los datos imprescindibles para conocer la trayectoria de la fiel esposa de Luis Bárcenas:

  • Rosalía Iglesias nació e 1960 en Astorga (León) en el seno de una familia obrera. Su padre era camionero y su madre se dedicaba al cuidado de sus cinco hijas.
  • A los 20 años decidió probar suerte en Madrid, donde empezó a trabajar como dependienta en una conocida peletería. Fue allí donde conoció a personajes importantes de la sociedad madrileña y de Alianza Popular (AP).
  • Con 23 años comenzó a trabajar en AP y fue durante un tiempo secretaria de Jorge Verstringe cuando éste era Secretario general del partido.
  • A los pocos meses pasó a formar parte del equipo de trabajo de Luis Bárcenas. Se casaron en 1989, en la embajada de Francia, poco tiempo después de que éste se divorciara de su primera mujer y madre de su primer hijo, Ignacio Bárcenas Romera.
  • Ese mismo año nació Guillermo Bárcenas, único hijo de la pareja.
  • Tras convertirse en madre, Rosalía Iglesias dejó su trabajo para dedicarse a su familia y a su gran afición: la restauración de antigüedades.
  • La familia se instaló en un amplio piso —más de 300 metros cuadrados— en el número 34 de la calle Príncipe de Vergara, en una de las zonas más ricas de Madrid.
El domicilio de los Bárcenas-Iglesias en la calle Príncipe de Vergara, 34 de Madrid.
El domicilio de los Bárcenas-Iglesias en la calle Príncipe de Vergara, 34 de Madrid.
  • Además del piso de la capital, el matrimonio Bárcenas poseía otros bienes inmuebles: una casa en la estación de Baqueira-Beret (Lerida) y un lujoso apartamento en la urbanización de Guadalmina (Marbella).
  • Durante años, Rosalía Iglesias vivió una vida de verdadero lujo: viajó a las estaciones de esquí más elitistas del mundo, reunió una importante colección de antigüedades y obras de arte, adquiría joyas y ropa de las firmas más exclusivas y asistía a cenas en grandes restaurantes.
  • Llegó a tener 48,2 millones de euros a su nombre en Suiza por lo que la sentencia dictada por la Audiencia Nacional en la Trama Gürtel la considera cooperadora necesaria de los delitos fiscales de su marido.
Rosalía Iglesias llegando a declarar a la Audiencia Nacional en junio de 2013.
Rosalía Iglesias llegando a declarar a la Audiencia Nacional en junio de 2013.
  • Cuando en 2014 embargaron las cuentas y los bienes del matrimonio, solicitó 2.000 euros mensuales -—que justificó hasta el último céntimo-— para su manutención. Sin embargo, el juez ordenó una asignación mensual de 300 euros con los que, según declaró ella misma, no llega ni a mitad de mes y sobrevive gracias a la ayuda de su madre.
  • En diciembre de 2014 fue sancionada un mes sin poder visitar a su marido en la cárcel por agredir verbalmente a los funcionaros de la prisión a los que dijo: “Os quiero ver con una soga al cuello a todos los funcionarios”. El motivo de su enfado fue el tiempo de espera que tuvo que aguardar antes de entrar a un vis a vis con Luis Bárcenas pues había llegado 20 minutos tarde.
  • Desde que su marido ingresó en prisión, Rosalía vive alejada de la vida social y recluida en su domicilio de Madrid. Las cosas en los últimos días se han complicado y a su inminente entrada en prisión se añade ahora que la mujer de Bárcenas también está siendo investigada en la Operación Kitchen.
Bárcenas y corrupción: humor en redes sociales