La otra victoria de la Roja: Barcelona se vuelca con la Selección

Al ritmo del célebre "a por ellos, oé" o "que bote Cornellá", la afición catalana ha hecho sentir su apoyo al conjunto nacional en su retorno a Cataluña.
El autor del primer gol por España, Ferran Torres, pelea la pelota con Elseid Hysaj de la Selección de Albania.
El autor del primer gol por España, Ferran Torres, pelea la pelota con Elseid Hysaj de la Selección de Albania.
Soccrates Images via Getty Images

Barcelona se ha volcado con la Selección. No había empezado el partido y parecía que se había ganado. Cuando todavía no se habían abierto las puertas del estadio, los asistentes ya se dejaban ver, ataviados con el uniforme de la Selección algunos, con banderas otros y con la cara pintada con los colores de la Roja.

Entre los asistentes, muchas familias como la de Javi y Jessica y sus hijos, Aitzane y Aleix, que no habían ido nunca a un partido de la Roja y afirman estar encantados de acudir al estadio para apoyar a la Roja. “Y a Luis Enrique”, comenta entre risas, Jessica. “Es que soy muy fan de él”, se justifica.

También muchos jóvenes que ni siquiera habían nacido cuando se jugó el último partido de la Selección en Cataluña y que por nada del mundo se querían perder esta oportunidad. Como Rubén, de 17 años que comenta que lleva esperando poder ver jugar a la Selección en directo “toda la vida”.

Quizá esa morriña de haber echado de menos al combinado nacional en Cataluña es lo que ha hecho que, desde el momento en el que han entrado los jugadores al estadio, la afición se haya lanzado a animar al conjunto local. No han faltado los gritos de “España, España” o los nombres de algunos jugadores como Gavi o Pedri. Tampoco ha faltado el célebre “A por ellos, oé” que se popularizó antes de la primera Eurocopa.

Bandera con la inscripción "Barcelona con la Selección" que se ha desplegado en la grada de animación en apoyo a la Roja
Bandera con la inscripción "Barcelona con la Selección" que se ha desplegado en la grada de animación en apoyo a la Roja
Soccrates Images via Getty Images

El momento del himno

Y uno de los momentos que se intuía más incómodo, los himnos, se ha resuelto con prácticamente la totalidad del estadio en pie y coreando el himno. Además, mientras sonaba el himno español se ha desplegado una bandera española que cubría toda la grada inferior con la inscripción ‘Barcelona con la Selección’ y el skyline de la Ciudad Condal. Los únicos pitos del encuentro se los han llevado el himno de Albania y los árbitros.

Los más de 35.000 asistentes han acompañado la Roja durante todo el encuentro sin desfallecer, ni siquiera con el gol de Albania que empataba momentáneamente el partido. El resultado era lo de menos –España ya está clasificada para el Mundial de Catar que se jugará a finales de año– aunque al final ha vencido a la selección albanesa 2-1, con un tanto de Dani Olmo en el último minuto. Pero los que han ganado de verdad han sido los aficionados que se han acercado hasta Cornellá que han podido disfrutar de “su” Selección después de 18 años.