El fenómeno del camping: las reservas se disparan un 982% en España

Los españoles cambian los hoteles por tiendas, autocaravanas y bungalows para unas vacaciones al aire libre.
Una familia disfruta de las vacaciones en un camping en Gagantilla de Lozoya (Madrid).
Una familia disfruta de las vacaciones en un camping en Gagantilla de Lozoya (Madrid).

Ir de camping no es para todos los gustos: aunque hay auténticos fans, para algunos viajeros los insectos, el dormir con un aislante en el suelo y destrozarse la espalda o la idea de tener que montar una tienda de campaña no eran precisamente alicientes para unas vacaciones idílicas de verano.

Sin embargo, con la pandemia del coronavirus las tornas han cambiado y parece que esos detalles han perdido importancia con tal de tener una opción de turismo menos aglomerada, al aire libre y, por tanto, con menor riesgo de contagio.

Además, las incógnitas para viajar fuera de España y la imposibilidad de moverse sin el pasaporte covid hacen que muchos decidan quedarse dentro del país y esta opción es una de las favoritas.

La llama se prendió con el fin del estado de alarma, el pasado 9 de mayo, cuando según datos de la Federación Española de Campings, la demanda aumentó en un 30%. Estas reservas eran principalmente, de cara a los meses de julio y agosto de este verano, pero también para fines de semana de mayo y junio.

En este sentido, la nueva oferta de establecimientos —que dista mucho de la clásica tienda de campaña— ha cambiado la percepción que se tenía de acampar. “La imagen peyorativa que se tenía de los campings ha cambiado completamente, somos resorts”, apunta Sergio Chocarro, de la Federación Española de Campings.

El aire libre como una oportunidad

A diferencia de otros sectores turísticos como el hotelero —donde las reservas prevén una caída entre el 20 y el 30% con respecto a 2019, según datos de la Confederación Española de Hoteleros y Alojamientos Turísticos— el del las acampadas ha iniciado una recuperación más rápida. Según datos de la plataforma de alojamientos al aire libre Pitchup.com, las reservas han crecido un 982% en España.

Para Dan Yates, fundador de la plataforma, la causa es clara. “La pandemia ha supuesto un punto de inflexión: cientos de miles de personas que nunca antes hubieran considerado acampar se han ido de vacaciones al aire libre este año, buscando la desconexión de las ciudades y la conexión con la naturaleza”, señala.

Yates recalca también la “poca exposición a sistemas de ventilación de ambientes de interior” tan poco recomendada durante el confinamiento. “En palabras de las autoridades médicas del Reino Unido, es una ‘evidencia biológica’ que los entornos exteriores son más seguros que los interiores”, explica.

“Cientos de miles de personas que nunca antes hubieran considerado acampar se han ido de vacaciones al aire libre este año”

- Dan Yates, fundador de la plataforma de reservas online Pitchup.com

En esto coincide Chocarro quien recalca que en un camping no hay “pasillos ni ascensores” donde puedas encontrar aglomeraciones en sitios cerrados. “La gente lo que más demanda es esto: seguridad y estar al aire libre después de estar encerrado tanto tiempo”, detalla.

Para Yates, este cambio de paradigma y las restricciones o recomendaciones debido al covid-19 ha supuesto un cambio en el perfil del cliente. “Ahora hay una gran cantidad de campistas entusiastas en todo el mundo que continuarán reservando alojamientos al aire libre en el futuro”, apunta.

Los 10 campings más solicitados de España

El perfil del campista: de jubilados extranjeros a parejas jóvenes

El concepto de acampada ha cambiado también en lo que se refiere al público que atrae. Ha dejado de ser solo una opción para familias o parejas de jubilados.

“Tenemos muchas parejas jóvenes que han decidido alquilarse una autocaravana, las familias que optan por irse a un bungalow y los clásicos jubilados de Centroeuropa que vienen a pasar largas estancias en los campings de España”, apunta Chocarro.

El perfil para este 2021, al igual que en 2020, es principalmente nacional, que ha crecido un 27,5% con respecto a 2019, según datos de Pitchup.com. En estos mismos datos se observa cómo el cliente británico ha sido el que más ha caído con respecto a 2019, reduciéndose un 17,5%.

“El año pasado se notó muchísimo que había disminuido el cliente internacional bastante y aumentó el nacional. Este verano ha aumentado el cliente internacional con respecto al año pasado, pero no llega a las cifras de 2019 (que tuvimos 20.000.000 de pernoctaciones de clientes extranjeros)”, explica Chocarro, quien ve todavía un posible crecimiento con la vacuna y el pasaporte covid.

A nivel europeo, los españoles también lideran el crecimiento en las reservas en los campings de su país, con un incremento del 30,8% mientras que en el resto de países ha disminuido, como en Francia donde las reservas han caído, según datos de Pitchup, un 12,8% con respecto a 2019.

Nada de la clásica tienda de campaña

La concepción tradicional del camping también ha cambiado, lo que ha ayudado a que se consolide como un lugar para hospedarse sin tener que recurrir a las tiendas de campañas, sacos de dormir o aislantes.

“Disponemos de los bungalows, que es nuestro producto estrella, sobre todo para las familias que anteriormente iban a un hotel y que ya tienen todas las comodidades aquí”, cuenta Chocarro.

Tienda de safari disponible en un glamping.
Tienda de safari disponible en un glamping.

Sin embargo, no son los que más han crecido. El portavoz de la Federación Española de Camping señala que el mayor repunte se ha dado entre las parcelas de las autocaravanas.

“En 2020 notamos que había muchos autocaravanistas que eran primerizos o novatos, que alquilaban o se compraban una autocaravana por primera vez y que este 2021 se han vuelto a animar. En este sentido, los principales beneficiados son los campings por los servicios que ofrecemos a estos clientes”, explica.

“En 2020 notamos que había muchos autocaravanistas primerizos, que alquilaban o se compraban una autocaravana por primera vez y en este 2021 se han vuelto a animar”

- Sergio Chocarro, Federación Española de Campings

Sin embargo, si hay un fenómeno que ha despuntado especialmente ese es el gampling, las tiendas situadas en lugares especiales y más equipadas que una simple tienda de campaña. De hecho, es una de las búsquedas que más ha crecido en Google desde que acabó el estado de alarma.

“Esta nueva experiencia con sus casas en los árboles, yurtas y tipis, cúpulas y cabañas de pastores, con seguridad atraerá durante los próximos meses incluso a aquellos campistas más reacios a disfrutar los alojamientos al aire libre por primera vez”, apunta Yates.

Yurta del camping de La Molina (Murcia).
Yurta del camping de La Molina (Murcia).

Andalucía, Cataluña y la Comunidad Valenciana, a la cabeza

Desde la Federación Española de Campings no hacen distinciones entre la demanda de los campings de interior y de costa. Sin embargo, según los informes de Pitchup.com, hay tres regiones que copan más del 20% de las reservas: Cataluña, Andalucía y Comunidad Valenciana.

Con respecto a 2019, estas dos últimas regiones han experimentado un crecimiento cercano al 9%, mientras que Cataluña que era la líder en las reservas en 2019 (con un 30,2%) ha reducido su cuota hasta copar el 25,2%.

Para Yates esta subida en la demanda también ha implicado la flexibilización del sector. “A diferencia de otro tipo de alojamiento, los campings han podido expandir su capacidad casi de la noche a la mañana para satisfacer el aumento de la demanda interna, lo que garantizó que miles de personas pudieran tomar unas vacaciones que de otra manera no hubieran podido”, explica.

Para Chocarro, este crecimiento no supone un problema para los campings ya existente. “Se están creando más, pero tenemos una oferta de 1.000 campings en toda España, tenemos capacidad para dar cobijo a todos los clientes que quieran”, detalla.

Campings para dormir en plena naturaleza