La AEMET advierte del riesgo en dos zonas de la península al comienzo de la semana

La AEMET advierte del riesgo en dos zonas de la península al comienzo de la semana

Y anuncia el regreso de la estabilidad en gran parte del país.

Olas de gran tamaño rompen contra el faro del puerto de San Esteban en Muros de Nalón, en Asturias, este domingo.
Olas de gran tamaño rompen contra el faro del puerto de San Esteban en Muros de Nalón, en Asturias, este domingo.EFE/ Eloy Alonso

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha anunciado el regreso este lunes de la estabilidad en gran parte del país salvo en dos zonas: el caso del litoral cantábrico y mediterráneo.

Las fuertes rachas de viento en estas regiones provocarán un fuerte oleaje, especialmente en las comunidades del norte de España. Así, Asturias, Cantabria, Galicia y País Vasco estarán en aviso naranja por oleaje.

Guipúzcoa, Vizcaya, A Coruña, Lugo, Pontevedra, Asturias y Cantabria tendrán olas de hasta siete metros de altura por vientos de componente oeste. También este lunes Almería, Mallorca, Menorca, Barcelona, Girona y Tarragona estarán en aviso amarillo por oleaje por fuertes rachas de viento que provocarán olas de tres metros de altura.

Estos intervalos de viento propiciarán que Albacete, Castellón, Tarragona, Mallorca y Menorca estén en riesgo (aviso amarillo) por los vientos de oeste y noroeste que soplarán hasta los 80 km/h, preferentemente en cotas altas y zonas expuestas.

Por lo general, la AEMET prevé tiempo estable en el área mediterránea, con cielos poco nubosos o con intervalos de nubes medias y altas, salvo en el noreste de Cataluña con cielos nubosos y chubascos, sin descartar que se extiendan hasta el norte de Baleares, que tenderán a menos.

En Canarias, los cielos serán poco nuboso al sur de las islas e intervalos nubosos al norte. En esta jornada, predominarán los cielos nubosos en el resto, con lluvias débiles y chubascos dispersos y ocasionales en general, más intensos y frecuentes en el Cantábrico oriental, que tenderán a desaparecer a lo largo del día a la vez que se abrirán cada vez más claros para quedar un predominio de cielos poco nubosos, salvo en Galicia, área cantábrica, entorno del Estrecho, sistemas Béticos y Pirineos donde persistirá la nubosidad, y salvo en Galicia y Cantábrico occidental, las precipitaciones, aunque de forma más aislada.

La cota de nieve se situará este lunes en 1.400/1.600 metros, descendiendo a 1.000/1.200 metros en Pirineos. Probabilidad de bancos de niebla matinales en zonas de montaña, algo más persistentes en los sistemas Béticos.

Las temperaturas máximas irán en ascenso en las depresiones de Huesca y Lérida, y de forma ligera en el tercio sur peninsular, más acusado en litorales, mientras que los valores descenderán en el resto de zonas de la mitad norte, y sin cambios en el resto.

Las temperaturas mínimas aumentarán en el sureste peninsular y depresiones del nordeste, sin cambios en los archipiélagos y en descenso en el resto, llegando a notable en zonas del centro peninsular. Heladas débiles en zonas de montaña de la mitad norte, más intensas en Pirineos.

Los vientos serán de tipo este y nordeste en Canarias, y en el resto de componente oeste, flojo en general en zonas de interior de la mitad oeste, y más intenso en el resto, en especial en los litorales, incluso con intervalos fuertes y rachas muy fuertes en los cantábricos y mediterráneos, y tendiendo a amainar en general. También se esperan algunas rachas muy fuertes en zonas de sierra del tercio este durante la primera mitad del día.