La Comunidad de Madrid recurrirá el decreto, pero admite que lo cumplirá "nos guste o no"

La consejera madrileña de Medio Ambiente demanda que varias de las medidas sean sugerencias y no imposiciones.
|
La consejera de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Paloma Martin, en una imagen de archivo.
La consejera de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Paloma Martin, en una imagen de archivo.
Eduardo Parra/Europa Press via Getty Images

La consejera de Medio Ambiente Vivienda y Agricultura de la Comunidad de Madrid, Paloma Martín, ha avanzado este lunes que presentarán un recurso de inconstitucionalidad al real decreto del plan energético del Gobierno de España al considerar que se está “poniendo en cuestión las competencias propias” de la Comunidad, en concreto, las ligadas al comercio.

“Acabamos de concluir la reunión con las ministras y no hay rectificación por parte del Gobierno. Mantienen la imposición de las medidas al comercio, a los supermercados, al teatro y al cine, por citar algunos de los sectores más afectados. Hemos solicitado una reunión urgente de conferencias de presidentes”, ha dicho Martín en declaraciones remitidas a los medios tras reunirse con la vicepresidenta, Teresa Ribera.

Esta misma mañana, Martín, ha pedido que se retiren las medidas del real decreto de ahorro energético y que el Gobierno de Pedro Sánchez hable con los sectores afectados para consensuar un plan con recomendaciones en lugar de con imposiciones, si bien ha afirmado que la norma se aplicará en la región “nos guste o no”.

Este lunes ha tenido lugar una reunión telemática de las ministras para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Teresa Ribera) e Industria, Comercio y Turismo (Reyes Maroto) con los responsables autonómicos en las áreas de Energía, Industria y Comercio y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para analizar los detalles del plan de ahorro y “despejar dudas” sobre el alcance y aplicación de las medidas que entran el miércoles en vigor .

“Creemos que el plan debe estar orientado a bajar el precio y que las medidas han de ser recomendaciones para el sector privado, incentivadoras, y no pueden ser medidas impuestas, que es lo que se establece con este real decreto”, ha dicho Martín en una entrevista en RNE antes de la reunión.

Medios para vigilar el cumplimiento de las medidas

La consejera madrileña ha vaticinado: “Son medidas que carecen del mínimo análisis sobre el impacto que van a tener sobre el comercio y el turismo, porque el ahorro que se va a producir con estas medidas es mínimo, pero el daño que van a provocar en el turismo, en la industria, en el comercio, va a ser extraordinario”.

Respecto a si la Comunidad de Madrid tiene medios para sancionar a quienes incumplan las medidas, Martín ha explicado que todas las comunidades ya tienen que garantizar a día de hoy el cumplimiento del reglamento de instalaciones térmicas en los edificios, “y por lo tanto ya hay planes ordinarios de inspección”, y ha insistido en que su petición es que no se establezcan “medidas coercitivas”.