La historia tras la pelea de Meghan Markle con Kate Middleton antes de su boda

La duquesa de Sussex ha revelado en su entrevista con Oprah Winfrey que el rumor que corrió entre la prensa no fue como se contó.
Meghan Markle y Kate Middleton en el Día de la Commonwealth de 2019.
Meghan Markle y Kate Middleton en el Día de la Commonwealth de 2019.

La boda de Meghan Markle y el príncipe Harry en mayo de 2018 fue todo un evento nacional e internacional en el que la pareja protagonizó una boda digna de cuento de hadas en la capilla de St. George del castillo de Windsor. Sin embargo, el evento se vio empañado unos meses después por un rumor que señalaba la relación entre Markle y su cuñada Kate Middleton no era especialmente buena.

Según se decía entonces, la que pronto se convertiría en duquesa de Sussex había hecho llorar a la duquesa de Cambridge en las semanas previas a la boda por un rifirrafe por los niños del cortejo nupcial, entre los que estaba su hija Carlota. En aquel momento a muchos les pareció una locura, pero viendo cómo se ha desarrollado la relación entre ambas tres años más tarde, el rumor ha ido cobrando más y más fuerza.

Sin embargo, según ha revelado Markle en su demoledora entrevista con Oprah Winfrey este domingo, sí hubo enfrentamiento, pero no como se contó: quien lloró fue ella y no su cuñada. “Fue al revés. Ella me hizo llorar a mí”, dijo ante la pregunta de Winfrey sobre la noticia. “Y no digo eso para desprestigiar a nadie, porque fue una semana muy dura de la boda”, añadió.

“Ella estaba molesta por algo, pero era algo suyo. Se disculpó y me trajo flores y una nota disculpándose e hizo lo que yo haría si supiera que le he hecho daño a alguien: simplemente asumir la responsabilidad por ello”, recalcó. “Lo que me impactó fue que seis o siete meses después justo la versión contraria diera la vuelta al mundo”, enfatizó.

“Realmente hirió mis sentimientos”, dijo Markle con respecto al incidente con Middlenton, que no llegó a revelar. “Pensé en todo lo demás que estaba sucediendo en esos días previos a la boda, que no tenía sentido no hacer lo que hacían los demás, que era tratar de apoyarme sabiendo lo que estaba sucediendo con mi papá y todo eso”, apuntó.

La duquesa de Sussex reveló a Oprah que lo que más le dolió fue que en Buckingham nadie negase la información que circulaba por los medios británicos. “Todos en la institución sabían que no era cierto, que era Kate quien me había hecho llorar a mí”, señaló.

Más allá del roce entre ambas, Markle dejó claro que Middleton es “buena persona” y que piensa que si fuera por ella, su cuñada habría querido que se supiese la verdad. “Espero que ella hubiera querido que se corrigiera”, añadió. “Tal vez, igual que el Palacio no dejaría que nadie más lo negara, no la dejarían a ella. Porque es una buena persona”, concluyó.

Una mala relación en la prensa que no era tal

A pesar de los continuos rumores sobre una supuesta guerra abierta entre ambas duquesas, el libro sobre Meghan Markle y el príncipe Harry Finding Freedom ya había arrojado alguna luz con respecto a los falsos rumores.

Markle aclaró que pensaba que la “polaridad” representada entre las dos mujeres en los medios era el problema. “Si me amas, no tienes que odiarla. Y si la amas, no tienes que odiarme”, enfatizó en su entrevista.

Según escribieron los autores del libro, Omid Scobie y Carolyn Durand, Middleton y Markle no estaban “en guerra”, pero tampoco eran “mejores amigas”.

“Pero no fue así como resultaron las cosas. Meghan estaba decepcionada porque ella y Kate no se hubieran unido por la posición que compartían, pero eso no le quitaba el sueño”, añadieron entonces. “Según una fuente, Kate sintió que no tenían mucho en común ’aparte del hecho de que vivían en el Palacio de Kensington”, apuntaron tal y como recoge la edición estadounidense del HuffPost.

Según los autores del libro, quien sí mantenía un cierto recelo a la duquesa de Cambridge fue el príncipe Harry el que se sintió “desplazado” tras la boda de su hermano Guillermo. El pequeño de los hermanos perdió el papel de “consejero” del duque de Cambridge y se sintió, según el autor del libro Battle of Brothers, “reemplazado” por su cuñada.

Las mejores fotos de la boda del príncipe Enrique y Meghan Markle