EL HUFFPOST PARA HAWKERS

La revolución en el uso de lentillas: para un día, por menos de un euro y en un clic

La marca Hawkers ha llegado para renovar también el consumo de las lentes de contacto.
HQUALITY - stock.adobe.com

Nadie discute las ventajas de usar lentillas. Mucho más en tiempos de pandemia, cuando se ha descubierto que el uso de la mascarilla y las gafas es incompatible porque los cristales se empañan de tal manera que casi es mejor prescindir de ellas —de las gafas, no de las mascarillas—.

A la comodidad visual y estética, se unen los avances que han experimentado las lentes de contacto en los últimos años para subsanar algunos de los inconvenientes derivados de su uso, como el riesgo de infecciones si no se extrema la higiene, la aparición de úlceras cuando se abusa de su utilización o la sequedad.

Lentillas duras o blandas. De uso prolongado, mensual, semanal o diario... Las opciones son múltiples hasta encontrar la que mejor se adapta al ojo y al estilo de vida de la persona. Lo mismo ocurre con los materiales y, en este sentido, son las lentes blandas de hidrogel de silicona la última innovación, pues la silicona permite una mayor oxigenación de la cornea y eso contribuye a mantener los ojos sanos.

¿Por menos de 1 euro?

El uso de lentillas supone asumir un coste periódico, en el caso de las lentes desechables (diario, semanal, mensual...). Obviamente, por ser las más cómodas, las lentes diarias desechables de hidrogel de silicona son las más costosas.

Hasta que la marca Hawkers —sí, las de las gafas de sol— ha decidido apostar por una nueva forma de consumo de ellas, más cómoda y barata.

“El gran atractivo de nuestra línea de lentillas es el precio; es conseguir al precio de una lentilla de hidrogel convencional, una lentilla diaria de hidrogel de silicona, que permite más horas de uso y es más cómoda”, explica Ramón Pérez López, director técnico eyewear de la marca.

terovesalainen - stock.adobe.com

El precio de las lentillas depende del número de cajas que se compre... Y esta es la otra gran novedad: se compran a través de su página web. “Empezamos a trabajar en esta nueva línea de producto antes del confinamiento y nos interesaba especialmente desarrollar un método de suscripción, que finalmente se ha visto potenciado por la covid. El usuario ya no tiene que ir a un centro óptico para poder disponer de sus lentillas”, asegura Pérez López.

Con el modelo de suscripción propuesto por Hawkers, la caja de 30 lentillas puede costar entre 13,50 —suscripción mensual— y 12,50 euros —suscripción trimestral—. Esto quiere decir que el coste diario de unas lentillas cómodas y seguras es de 0,833 euros.

El ahorro, además, no está reñido con la calidad. “Nos hemos aliado con uno de los líderes mundiales de óptica, con más de 40 años de experiencia. Es una marca americana que también fabrica en Europa bajo las directrices sanitarias de la Unión Europea”, aclara el director técnico eyewear, que apuesta porque este precio asequible y esta forma de comprar fidelice a los compradores.

“Además, tienes la tranquilidad de saber que, tres días antes de acabar el mes, te llegarán las nuevas sin tener que hacer nada. Dispones de las lentillas donde quieras y como quieras”, concluye.

Puedes probar las lentillas durante 10 días por 3,99 euros -precio de los costes de envío-.