Una embarazadísima Meghan Markle reaparece tras la vuelta del príncipe Harry

La duquesa de Sussex no viajó a Reino Unido siguiendo recomendaciones médicas.
Meghan Markle, en una imagen de archivo. 
Meghan Markle, en una imagen de archivo. 

Desde que murió Felipe de Edimburgo, gran parte de las miradas han estado centradas en el príncipe Harry y Meghan Markle, por su complicada relación con la familia de Isabel II.

El duque de Sussex reapareció en Reino Unido para asistir al funeral de su abuelo el pasado sábado, pero Markle, que ha estado en contacto con la monarca durante estos días, todavía no se había dejado ver.

En unas imágenes que han salido a la luz este jueves, se ve a la duquesa caminando por las calles de Montecito, la zona de California donde reside ahora la pareja, junto a su hijo Archie, al que lleva en brazos. El pequeño cumplirá dos años en mayo y aparece en las imágenes con un pequeña mochila verde y un gorro de lana.

También se puede apreciar el avanzado estado de gestación de Markle, que dará a luz a segunda hija a principios de junio. Precisamente por recomendación de su médico, no pudo viajar a Londres para acompañar a su marido al funeral de Felipe de Edimburgo. Las fotografías se tomaron el miércoles, por lo tanto después de la vuelta de Harry a California.

El nieto de Isabel II decidió abandonar Reino Unido antes del cumpleaños de su abuela, que cumplió 95 años este miércoles, para reencontrarse con su mujer y su hijo. Al parecer, el príncipe estaba preocupado por dejarlos solos y, por otro lado, todas las celebraciones por el cumpleaños de Isabel II se habían suspendido por la pandemia y el luto que la familia real todavía guarda por el duque de Edimburgo.

A pesar de que aún quedan dos meses para el nacimiento de su bebé, Meghan y Harry ya han diseñado los planes para dar la bienvenida a su hija y para los primeros meses después de convertirse en padres por partida doble.

La revista Page Six informó en marzo que Markle había decidido dar a luz en su casa de Montecito, acompañada de un equipo médico formado íntegramente por mujeres. Si el parto se complicara, la duquesa podría desplazarse al Cottage Hospital de Santa Barbara, cercano a su domicilio.

Además, Vanity Fair explica que la pareja hará un paréntesis en su vida profesional para dedicarse íntegramente a cuidar de su hija. Además, se alejarán de la vida pública, algo que el príncipe Harry no pudo hacer tras el nacimiento de Archie.

Las mejores fotos de la boda del príncipe Enrique y Meghan Markle