Dinamarca lanza un aviso sobre las mascarillas que afecta a muchos hombres en todo el mundo

Son malos tiempos para casi todo, también para quienes quieren lucir su mejor cara.
<em>Spoiler</em>: aquí hay algo mal
Yelena Afonina via Getty Images
Spoiler: aquí hay algo mal

Son malos tiempos para muchas cosas, pero también para lucir barba o bigote a la moda. La obligatoriedad de usar mascarilla ha dejado a hipsters y simples aficionados al vello facial a medias. El sudor, el picor y la incomodidad de tener que ajustarse al tamaño de la mascarilla han llevado a mucha gente a optar por una medida drástica: afeitado total.

Para los que resisten con pelo en la cara, el Centro de Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) dispone de una guía que puede ser de mucha utilidad. En ella se explica qué tipos de mostachos, perillas y similares se pueden llevar bajo la mascarilla y cuáles no por comprometer la seguridad ante el virus.

Lo que eran recomendaciones generales para el público ahora ha ido ahora un paso más. El Instituto Estatal de Serología de Dinamarca (SSI) ha publicado esta guía como pauta de “comportamiento” para el personal sanitario de su país. No quieren doctores y enfermeros con barbas ni con muchos tipos de bigote. Y ojo que la “norma” podría exportarse.

Si tienes barba, vete cogiendo la cuchilla

Entre las indicaciones, una básica: NO se acepta ninguna barba. Ni afilada, ni muy poblada ni quijotesca. Consejo, es mejor hacer caso a las imágenes del cartel y no a los nombres con los que bautizan cada estilismo. ¿O alguien llama Garibaldi a su barba?

La guía para saber si tu barba o bigote son correctos en plena pandemia
CDC
La guía para saber si tu barba o bigote son correctos en plena pandemia

Dentro del amplio mundo de las perillas, tampoco hay demasiadas alegrías para sus numerosos miembros. Únicamente se podrían admitir aquellas tan cortas que por su dimensión entren en la mascarilla sin empujarla ni modificar su forma.

Al menos para los bigotudos sí llegan buenas noticias. Se aceptan todos aquellos cuyo diámetro entre en la mascarilla. En cambio, ya pueden olvidarse los interesados en copiar a Dalí o Fu Manchú.

No se conoce qué porcentaje de efectividad pierde una mascarilla cuando se luce barbón o bigotazo, pero para que funcionen correctamente es necesario que puedan ajustarse herméticamente al rostro.

Aún así, los expertos recalcan que la situación idónea es el afeitado completo de la cara.

Macaulay Culkin

Famosos y mascarillas