Qué ha hecho Tamara Falcó con el anillo de compromiso

La joya con la que Íñigo Onieva le pidió matrimonio cuesta 14.500 euros.
Tamara Falcó, este martes en el Teatro Real de Madrid.
Pablo Cuadra via Getty Images
Tamara Falcó, este martes en el Teatro Real de Madrid.

En menos de una semana hemos pasado de ser testigos de la felicidad de Tamara Falcó al anunciar su boda con Íñigo Onieva a verla ante los micrófonos rompiendo su silencio sobre la infidelidad de él y confirmando la ruptura.

“Estoy contenta de que hayan salido los vídeos [de Onieva besando a otra mujer en un festival de música en Estados Unidos] antes de casarme”, aseguró la marquesa de Griñón, de 40 años, en su reaparición este martes —primero en Sálvame y luego en un evento de Kronos Homes— tras estos días que han supuesto una montaña rusa emocional para ella.

Falcó alejó también la posibilidad de una reconciliación, calificándola de “imposible”: “Para los cuernos soy muy cuadriculada, pero ya eso unido a la mentira, ¡es que era...!”.

Este martes también fue preguntada acerca de qué ha ocurrido con el original (y carísimo) anillo de pedida que aparecía en la fotografía —que después borró— en el que anunció su compromiso la semana pasada.

Se trata del anillo Serti sur vide, en oro blanco con tres diamantes, de la exclusiva firma Repossi, y con un precio de 14.500 euros. Al parecer, lo escogió Onieva asesorado por su madre y las tres piedras simbolizarían fidelidad, confianza y respeto.

″¿Le has devuelto el anillo?”, se escucha a una reportera mientras Falcó atendía a los medios. “Lo dejé en casa cuando me fui a casa de mi madre”, dice antes de responder a otra cuestión. “El anillo lo dejé en la mesa el sábado antes de marcharme a casa de mi madre”, recoge también ABC.

El viernes, cuando habían empezado a circular las imágenes de Onieva, la aún pareja acudió a una boda como invitada. Falcó, con rostro serio, apenas hizo declaraciones, mientras que él declaró que eran imágenes correspondientes al festival de 2019, antes de que estuvieran juntos, pero que habían sido filtradas el día del anuncio de su “engagement” con la intención de “destrozar su relación”.

“El viernes cuando llegamos después de la boda, él me empezó a reconocer que igual las imágenes sí eran de ahora”, apuntó Falcó este martes. “Confío en Dios y si eso ha pasado es por algo. Esto solamente puede ir para bien”, resaltó.

Años 80

Evolución de Tamara Falcó

Sugiere una corrección