Cómo de rápido puede producirse una reinfección por coronavirus

Un caso en España es ya el tiempo más corto registrado entre dos infecciones desde que comenzó la pandemia.
Neha Gupta via Getty Images

Una trabajadora sanitaria española se ha infectado de coronavirus dos veces en tres semanas. Hasta ahora, es oficialmente el tiempo más corto registrado entre dos infecciones desde que comenzó la pandemia.

La mujer, de 31 años, se infectó con la variante delta y se reinfectó con ómicron en un plazo de 20 días.

“Las personas vacunadas que han tenido el coronavirus no pueden dar por sentado que están protegidas contra la reinfección”, advierten los investigadores.

La mujer, que quiere mantener el anonimato, se infectó en diciembre de 2021, 12 días después de recibir la vacuna de refuerzo. El primer positivo se detectó a través de una prueba rutinaria.

La trabajadora no presentaba síntomas y estuvo aislada durante 10 días. Poco después de volver a su puesto, ya en enero, empezó a presentar síntomas como tos, fiebre y malestar general. Se hizo una prueba y volvió a dar positivo.

Las pruebas de laboratorio muestran que inicialmente había estado infectada por la variante delta y que la segunda infección fue con ómicron.

“Inicialmente había estado infectada por la variante delta y que la segunda infección fue con ómicron”

Su caso, que se ha presentado en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas de Portugal, se considera el intervalo más corto del que hay constancia entre infecciones.

La doctora Gemma Recio, del Institut Català de la Salut, una de las autoras del estudio, explica: “Este caso pone de manifiesto el potencial de la variante ómicron para evadir la inmunidad previa adquirida por una infección natural o por las vacunas”.

Y continúa: “Dicho de otro modo: las personas que han tenido la covid-19 no pueden dar por hecho que están protegidas contra la reinfección, aunque estén totalmente vacunadas”.

¿Qué probabilidades hay de reinfectarse de coronavirus?

React, un estudio británico sobre la reinfección, realizó pruebas con hisopos a miles de voluntarios en Inglaterra y descubrió que algunas personas son más propensas a reinfectarse.

Los resultados revelaron que el personal sanitario y los hogares en los que hay niños o muchas personas bajo el mismo techo tienen un mayor riesgo de reinfección.

El estudio también reveló que dos tercios de los que se contagiaron de ómicron ya habían superado previamente una infección de coronavirus.

Se entiende por reinfección una segunda o posterior infección por coronavirus. Los informes de la Oficina de Estadísticas Nacionales del Reino Unido (ONS) sugieren que el riesgo de reinfección es 10 veces mayor con la variante ómicron que con la variante delta.

Un informe de la ONS también reveló que la reinfección es más probable entre personas no vacunadas y cuando la inmunidad de la vacuna comienza a decaer.

“Ni la vacunación ni una infección previa proporcionan inmunidad permanente”

El profesor Paul Hunter, experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de East Anglia, explica: “Ni la vacunación ni una infección previa proporcionan inmunidad permanente. Las reinfecciones se van a convertir en algo normal muy pronto, si no lo han hecho ya”.

Y añade: “Otros coronavirus pueden causar infecciones cada tres o seis años de media, aunque las pruebas sugieren que el periodo de reinfección es mucho más corto”.

El profesor Hunter cita un estudio de Lancet de diciembre de 2021 en el que el profesor estadounidense de bioestadística Jeffrey P. Townsend sugiere que “la reinfección por el SARS-CoV-2 en condiciones endémicas se produciría probablemente entre tres meses y 5 años después de la respuesta máxima de los anticuerpos, con una mediana de 16 meses”.

“Pero ese estudio lo hizo antes de la llegada de ómicron, que ha reducido ese periodo”, afirma el profesor Hunter. “Es muy probable que se produzcan reinfecciones con ómicron menos de tres meses después de otra infección inicial. No obstante, una infección previa proporciona una mayor protección contra una infección posterior que la propia vacunación”.

De hecho, la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA) define la reinfección como un caso que se produce 90 días o más después de una infección previa confirmada por coronavirus.

“Esto se hace para excluir a los individuos infectados que siguen expulsando restos de carga viral tiempo después de superar la infección”, explica el profesor Lawrence Young, virólogo y profesor de Oncología molecular de la Universidad de Warwick.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Reino Unido y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Primeras imágenes del virus

Las primeras imágenes reales del coronavirus: así es de verdad