Santiago Niño-Becerra hace una recomendación a los ciudadanos ante lo que pasará en septiembre

Lo dice muy convencido.
|
Santiago Niño-Becerra, en TV3.
Santiago Niño-Becerra, en TV3.
TV3

El economista Santiago Niño-Becerra, muy conocido porque fue uno de los pocos expertos que anticipó la crisis del año 2008, ha llamado a la prudencia a los ciudadanos a la hora de gastar este verano.

En una entrevista en Catalunya Radio, el economista ha señalado con toda claridad: “La idea que estoy intentando transmitir es que si una persona, una familia, había pensado gastarse en las vacaciones 100, que gaste solo 80 y que guarde bien para septiembre”.

En ese momento en la emisora le han puesto unas declaraciones recientes de Pepe Álvarez, líder de UGT, en las que afirma: “Nos dicen un día sí y otro también que vamos a entrar en una situación de crisis, que hay recesión, que la guerra, que después del verano vamos a saber qué es lo que pasa... quieren hasta que no pasemos bien el verano...”.

″¡Que se vayan a hacer puñetas! Vamos a disfrutar del verano porque es nuestro, nos lo hemos ganado, que no nos quiten lo que hemos ganado”, añadía.

Niño-Becerra ha respondido con calma pero con mucha rotundidad a esas declaraciones: “Yo diría que este señor no tiene una información suficiente de lo que se está cociendo”.

“Goldman Sachs, que todos sabemos quién es, ha publicado un estudio hace una semana diciendo que la probabilidad de que Estados Unidos entre en recesión entre el otoño y el invierno es de un 30%. Y todos sabemos lo que puede pasar si Estados Unidos entra en recesión”, ha dejado caer.

“Pensemos qué puede pasarle a Europa, que tiene esta dependencia exterior del gas, del petróleo etc etc. Yo sugeriría que las palabras del señor Álvarez se sitúen en un contexto de prudencia y que las personas piensen antes de gastar que las cosas no están bien”, ha recomendado.

Todo ello después de que hace un mes el propio Niño-Becerra asegurase en la Cadena Ser: “Gran parte de la población no quiere pensar en lo que puede pasar dentro de tres meses y un poco este es el último verano. El otoño, todo apunta a que va a ser complicado. Es una cosa psicológica, vivamos el momento y después ya veremos lo que sucede”.