El "paraíso" a tres horas de Barcelona para los que buscan un verano sin calor

El "paraíso" a tres horas de Barcelona para los que buscan un verano sin calor 

Además, su localización evita que sea un destino masificado. 

Lago en el Valle del NúriaGetty Images/iStockphoto

La playa es la reina indiscutible del verano. Los baños en el mar, los paseos por la orilla o la caña en el chiringuito son placeres innegociables para muchos españoles, que esperan ansiosos el momento cada vez que se acercan las vacaciones. 

Sin embargo, en cuanto a gustos no hay nada escritos, son muchos los que prefieren disfrutar de la montaña, apostar por una escapada de interior y especialmente alejarse del calor de los meses estivales

Para todos esos amantes de la naturaleza que buscan un verano a temperaturas suaves, uno de los destinos más paradisíacos que se pueden visitar es el Valle del Núria (Girona), un enclave natural ubicado entre los picos de las montañas de los Pirineos y que la revista Traveler recomendó hace unos días.  

La prestigiosa revista destaca de este "salvaje" enclave sus preciosos paisajes que lo hacen un paraíso para los aficionados al senderismo o a la escalada ya que sus cumbres son relativamente fáciles de alcanzar. Además, hay un acceso a través de un teleférico para poder apreciar este valle desde lo más alto. 

El Valle del Núria también es el hogar del imponente Santuario desde el mismo nombre, al que se desplazan cientos de mujeres que buscan tener hijos y que también es una joya del turismo espiritual. En ese mismo edificio de la basílica se encuentra el hotel del valle, donde poder disfrutar de una noche en plena naturaleza. 

Traveler resalta especialmente de este destino que no está masificado porque es complicado llegar hasta el corazón del valle y además, está limitado a un número concreto de visitantes al día. Para viajar hasta el Valle del Núria hay que coger obligatoriamente el tren cremallera que recorrer 12,5 kilómetros en un desnivel de más de mil metros en alrededor de cuarenta minutos. 

Este tren tiene dos salidas desde los pueblos Ribes de Freser y Queralbs, a los que se puede llegar en tren o en coche, siendo aproximadamente unas tres horas de viaje desde Barcelona. Un desplazamiento que merece la pena para disfrutar de estos preciosos paisajes a temperaturas muy agradables para esta época del año.