BLOGS
23/05/2013 08:42 CEST | Actualizado 22/07/2013 11:12 CEST

'Upfronts' 2013: Series de televisión y nuevos horizontes

Cada año, el mes de mayo se identifica en la industria de la televisión con Los Ángeles. Es el momento en el que se celebran los Upfronts, también llamados L.A. Screenings. Las grandes distribuidoras o majors proyectan al mercado internacional su cosecha de series televisivas para la temporada que viene.

2013-05-22-69416445_87eddcf3d8.jpg
Foto: EUGENE WEI.

Oteadores de todo el planeta se acercan a Hollywood con su carrito de la compra para ver el despliegue de parrillas de las grandes networks, la Big TV. La ración televisiva del año está servida: dramas con abogados, médicos, y policías de ficción para incorporar más intensidad en nuestras vidas de realidad. Comedias de familias, animadas o de animación, para hacer reír a las nuestras.

Es el momento en que se le toma el pulso a los éxitos y los fracasos de la cosecha anterior: series renovadas, series canceladas, series estrenadas.

Renovadas. Los Simpson alcanzan las 25 temporadas, batiendo récords, Anatomía de Grey suma 10, Modern Family va a por 5 y The Following, aprueba por los pelos ganando sólo una midseason, temporada recortada, vamos a decir.

Finalizadas y Canceladas. No todas las series pasan el corte de las audiencias para el año siguiente. Dos razones: agotamiento natural, como le sucede a la franquicia CSI que suma cierres (Miami el año pasado, NY este), o la delirante comedia The Office que tras 10 años nos abandona. La otra razón, el fracaso de una apuesta como le ha ocurrido a 666 Park Avenue. Esto no es una ciencia exacta.

Estrenadas. La lista es extensa, más de 100 series se presentan en esta semana, excelentes blogs detallan por estudio y género las diferentes propuestas. Señalo algunas de las que más buzz están generando y de las que oiremos hablar los próximos días...

The Blacklist. Psicothriller, chico malo enreda con su mente al sistema.

Hostages. Otro dilema psicológico, ¿la nación o la familia?

Marvel's Agents of S.H.I.E.L.D. Disney tirando de Marvel para poner en circulación más superhéroes en nuestro futuro.

Sleepy Hollow, relato apocalíptico de ficción e intriga.

Pero hasta aquí es sólo parte del recorrido, digamos la parte tradicional. El horizonte es más complicado.

Por un lado, esta cita tradicional de la televisión en abierto se ve ensombrecida por otras convocatorias. A las de la tele de pago (HBO) se le ha sumado la de los nativos digitales. Este año será recordado como aquel en el que desembarcó Netflix con House of Cards y veremos el recorrido de la que está montando Microsoft con Spielberg produciendo una serie para televisión de la franquicia Halo para su nueva consola XBOX ONE. El asunto es que hay que resolver las contradicciones que genera un público generacionalmente digital. Hay que conectar mejor con la nueva generación de consumidores.

Nuevas propuestas que amplían la experiencia del consumo de las series: aplicaciones de segunda pantalla y un rosario de iniciativas que agitarán la mercadotecnia de redes sociales para conseguir la ansiada viralidad, que conecten y enganchen (engagement) con el público.

Nuevas ventanas de distribución para ordenar el tráfico o mejor dicho el lío entre circuitos televisivos y digitales. En el seno de la comunidad cuyo eslogan más repetido es "show me the money" un problema de diseño ha abierto una vía de agua. El producto llega tal y como lo exige la nueva generación de espectadores digitales: a la vez que se estrena en origen y en temporadas completas, sí, pero sólo a través de los circuitos ilegales. La cuestión es ¿para cuándo los legales?

ESPACIO ECO