INTERNACIONAL

La ONU investigará a Israel por crímenes y violaciones del derecho internacional en Gaza

23/07/2014 19:33 CEST | Actualizado 23/07/2014 20:23 CEST
MARCO LONGARI / AFP

Dieciséis días después, la ONU investigará a Israel por crímenes y violaciones del derecho internacional por los bombardeos sobre la franja de Gaza, que ya han causado al menos 670 muertos y miles de heridos.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU ha aprobado una resolución que condena a Israel por su actual ofensiva militar en Gaza y crea una comisión para investigar los crímenes y violaciones del derecho internacional que se hayan cometido.

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, había advertido durante el debate de que Israel podría haber incurrido en crímenes de guerra al matar a civiles y bombardear viviendas y hospitales en el marco de su ofensiva contra Hamás y los grupos de milicianos islamistas.

En su discurso en el debate monográfico celebrado en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra, Pillay ha manifestado su condena del lanzamiento indiscriminado de cohetes por parte de milicianos desde Gaza contra el territorio israelí.

Tras mencionar varios ataques aéreos y bombardeos que han afectado a viviendas y hospitales en el territorio costero palestino, Pillay ha asegurado que estos casos son "unos pocos ejemplos" por los que parece haber "una gran posibilidad de que el derecho internacional humanitario haya sido violado", "de un modo que podría equivaler a crímenes de guerra".

"Cada uno de estos incidentes debe ser investigado apropiada e independientemente", ha afirmado Pillay, en una de sus declaraciones más rotundas sobre el conflicto en Gaza. El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas ha acordado celebrar esta sesión extraordinaria por petición de la Autoridad Palestina, Egipto y Pakistán.

EEUU, ÚNICO VOTO CONTRARIO

Como era de prever, el único voto en contra ha sido el de Estados Unidos, que considera que el contenido de la resolución es "destructivo" y que en nada contribuye al cese de las hostilidades.

La resolución ha recibido el apoyo de 29 países de los 47 que forman el Consejo, con 17 abstenciones, entre ellas las de Alemania, Italia, Francia y Reino Unido.

Todos los países latinoamericanos apoyaron el documento, que pide a Israel que ponga alto de inmediato a su operación militar y, en general, a todos los ataques contra los civiles. Asimismo, le reclama levantar el bloqueo sobre Gaza para la entrada segura de ayuda humanitaria y el comercio de bienes.

La comisión que investigará a Israel tendrá carácter independiente e internacional y debe viajar de forma urgente a los territorios palestinos para realizar su investigación.

Sus indagaciones deberán cubrir el periodo desde el pasado 13 de junio, además de incluir la identificación de los responsables de los crímenes y recomendar medidas para que sean juzgados por sus actos. "Todo esto con el propósito de evitar y poner fin a la impunidad, y garantizar que los responsables rindan cuentas", indica la resolución.

El documento también menciona los lanzamientos de cohetes hacia Israel al condenar "la violencia contra los civiles, donde ocurra, incluyendo el asesinato de dos civiles israelíes como resultado del lanzamiento de cohetes".

"UNA FARSA", PARA ISRAEL

Israel ha reaccionado de manera negativa a esta resolución de la ONU asegurando que es "una farsa que debe ser rechazada por toda la gente decente", según indica un comunicado de la oficina del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

"En lugar de investigar a Hamás, que lleva a cabo un doble crimen de guerra por disparar cohetes contra civiles israelíes mientras se escuda en civiles palestinos, el Consejo insta a una investigación de Israel", prosigue la nota, que alega que el Ejército israelí "ha adoptado medidas sin precedentes para no causar ningún daño a los civiles". "Entre ellas, las de lanzar panfletos (de advertencia), hacer llamadas telefónicas (a la población para advertirles), y enviarles SMS", añade el comunicado.

"El Consejo debería lanzar una investigación contra la decisión de Hamás de convertir hospitales en centros de mando militar, usar escuelas para almacenar armas y colocar baterías de misiles junto a parques infantiles, casas privadas y mezquitas", agrega Israel sobre sus ataques en centros urbanos, que han causado el desplazamiento de 100.000 palestinos y una vasta destrucción.

Gaza: sin salida

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

NOTICIA PATROCINADA