INTERNACIONAL

Las propuestas de Syriza en Grecia: renacionalizar agua y luz, quita de la deuda...

04/01/2015 10:25 CET | Actualizado 04/01/2015 10:25 CET
REUTERS

El líder de Syriza, Alexis Tsipras, recalcó este sábado que un Gobierno de Grecia dirigido por su partido negociará con sus socios europeos "sobre una base realista" y exigirá "una quita de la mayor parte de la deuda, porque la deuda objetivamente no puede ser pagada".

En un acto multitudinario de su partido que sirvió de comienzo de la campaña para las elecciones anticipadas del próximo 25 de enero, Tsipras aseguró que el objetivo de Syriza es lograr una quita que haga sostenible la deuda, "con medidas que no provoquen daño a los pueblos europeos, sino con mecanismos europeos".

"Solo (el primer ministro Andonis) Samarás cree que la deuda es sostenible, todo para no reconocer que su programa fracasó y que es necesario acabar con la austeridad", dijo y añadió que el objetivo de su partido es que "la deuda sea pagada con crecimiento".

"HABRÁ NEGOCIACIÓN"

"Que lo sepan todos. Habrá negociación, habrá acuerdo y el Memorando será pasado no solo en Grecia sino en toda Europa", afirmó el líder, convencido del triunfo de Syriza en las urnas.

Tsipras aseguró que una vez ganadas las elecciones, Syriza aplicará inmediatamente y "pase lo que pase con la negociación (con la troika de acreedores)" el llamado Programa de Salónica, un compendio de medidas de ayuda inmediata a los más pobres, un programa que, dijo, no crea nuevos déficit, sino condiciones para el crecimiento.

Para relanzar la economía, añadió, será necesario un programa de inversiones públicas a nivel europeo. El equipo de expertos de Syriza calcula que el principio del fin de la austeridad en Grecia requiere 1.300 millones de euros, que cubrirían las necesidades básicas de la población más afectada por la crisis y servirían para elevar el salario mínimo.

Entre las propuestas de Tsipras figura también “la renacionalización de servicios privatizados como el agua, la electricidad o el transporte y la nacionalización de algunos bancos. "Los necesitamos para inyectar liquidez a la economía real", afirmó.

CONTRA LA "CAMPAÑA DEL MIEDO"

El líder izquierdista se mostró seguro de que la "campaña del miedo" de Samarás, quien augura una salida de Grecia del euro si gana Syriza, no surtirá efecto y que la izquierda no solo ganará en Grecia, sino también en España y en Irlanda.

"El 25 de enero (fecha de las elecciones en Grecia) comienza una nueva etapa, y a la victoria de Syriza le seguirá la del pueblo español con Podemos e Izquierda Unida, y el año próximo, la de Irlanda, con el Sinn Fein", auguró Tsipras.

El líder de la oposición griega aseguró que "todo el mundo es consciente que Europa no está en peligro por la izquierda, sino por el ultraliberalismo, las políticas de (la canciller alemana Angela) Merkel".