INTERNACIONAL
25/04/2015 10:36 CEST | Actualizado 26/04/2015 10:54 CEST

Cerca de 2.000 muertos por el devastador terremoto de Nepal

Tras el terremoto de 7,8 grados que golpeó Nepal ayer, esta mañana (hora española), justo 24 horas después, se ha producido un segundo temblor, de 6,7 grados. Se ha dejado notar en Nepal, India y Bangladesh. Por el momento no se conoce el efecto que ha tenido este segundo terremoto sobre la población, sobre todo la nepalí, tremendamente afectada desde ayer.

La lista oficial de muertos, dicen las autoridades de Katmandú, tiene ya cerca de 2.000 nombres. En India se contabilizan 53 fallecidos y hay al menos 17 más en Tíbet.

Al menos 11 personas más han fallecido en el Tíbet, región autónoma en el oeste de China fronteriza con Nepal, informan además los medios oficiales, y habría 13 más en India. Los heridos superan los 6.000.

(Puede seguir leyendo tras el mapa...)

mapa terremoto

Tras una jornada en la que los sucesivos recuentos han puesto de manifiesto la magnitud de la tragedia acaecida en Nepal, las autoridades continúan buscando gente bajo los escombros y tratando de medir los efectos del terremoto en el país.

A medida que ha ido entrando la tarde en Katmandú, miles de personas han ido saliendo a la calle, preparándose para pasar la noche al raso por temor a nuevas réplicas.

(Puede seguir leyendo tras el vídeo...)

El terremoto, que inicialmente fue marcado por el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) como de una intensidad de 7,5 grados en la escala de Richter, posteriormente recalificado como de 7,9 y en este momento como de 7,8, tuvo su epicentro a unos 80 kilómetros al noroeste de Katmandú.

La capital nepalí, donde se pueden ver edificios derrumbados, particularmente antiguos, incluidos templos y monumentos, tenía hoy una gran afluencia de público en centros comerciales y algunas zonas históricas dada la afluencia de turismo interno para el fin de semana.

Algunas calles y vías alrededor de la ciudad, en barrios como el de los Newari, construidos a la vieja usanza, sufrieron de manera más fuerte el impacto y la caída de edificios. El Gobierno confirma que en esta barriada, así como en otras de los valles que cercan la ciudad, la destrucción de edificios supera el 90%.

Los hospitales de la capital están en estado de emergencia, mientras los servicios de emergencia han pasado el día trabajando en el desescombro de los edificios caídos, con el objetivo de encontrar supervivientes. La situación, según reporteros independientes, es caótica, por la falta de electricidad y medios.

OLA SOLIDARIA Y AYUDA URGENTE

Mientras en Nepal el número de muertos iba creciendo sin parar, fuera del país se han ido repitiendo además las expresiones de solidaridad.

Los reyes Felipe VI y Letizia de España enviaron un telegrama de condolencia al presidente de Nepal, Ran Baran Yadav. El Gobierno español también ha expresado este sábado "su profundo pesar y consternación" por el terremoto en Nepal que ha causado un número de víctimas mortales muy elevado y gravísimos daños materiales, y que también ha afectado a países limítrofes.

"En estos difíciles momentos", apunta la nota del Ministerio de Asuntos Exteriores, "el Gobierno de España quiere transmitir su solidaridad y cercanía máxima con el pueblo y las autoridades nepalíes, y muestra sus condolencias a las familias de las víctimas, a la vez que desea una pronta y plena recuperación de los heridos".

El primer ministro indio, Narendra Modi, convocaba de urgencia a su gabinete para tratar de responder a los efectos de la tragedia tanto en la India, donde se han registrado 34 muertos, como en el vecino Nepal.

Modi ordenó el envío además de un avión que ya llegó a Katmandú con tres toneladas de equipamiento y un cuerpo de especialistas en catástrofes, al tiempo que otros países iban anunciando el envío de ayuda.

China, donde el seísmo ha causado 13 muertos, indicó que enviará a Nepal un equipo de rescate con 40 expertos.

Israel informó de que enviará equipos de rescate y búsqueda así como médicos en breve y prestarán ayuda en un punto cercano a la zona del desastre.

La Unión Europea (UE) anunció que estudia dar ayuda financiera y el presidente de Francia, François Hollande, expresó su solidaridad al tiempo de ofrecer la ayuda de su país.

También el presidente ruso, Vladimir Putin, se solidarizó con Nepal, y desde el Vaticano, el papa Francisco sigue "con la oración y con gran preocupación" los sucesos en ese país.

EL EVEREST, AFECTADO POR LAS AVALANCHAS

Sin embargo, todo parece indicar que aún falta mucho para poder llegar a medir el impacto real de la catástrofe natural.

Incluso en el Everest, el montañismo, que vive en esta época del año el inicio de la temporada en el pico más alto del planeta, sufrió el embate de la tragedia.

El Gobierno de Nepal tiene constancia de al menos diez montañeros extranjeros muertos en el Everest, según informó a Efe una fuente del Ministerio de Turismo.

La fuente no pudo facilitar la nacionalidad concreta de los fallecidos y tampoco precisó si hay desaparecidos o heridos en estos momentos entre los escaladores que se encontraban en la montaña.

El montañero y fotógrafo español Javier Camacho Giménez, que se encontraba en el campo base para intentar ascender a la cumbre del Lhotse en el momento del terremoto, indicó telefónicamente a Efe que el terremoto provocó una avalancha desde el pico Pumori que sepultó algunos campamentos, especialmente donde estaban montañeros chinos y japoneses.

El montañero español Carlos Soria ha sido uno de los que ha sentido el temblor:

El Gobierno español no tiene noticia de que haya víctimas españolas, aunque sí que hay turistas y escaladores afectados, que se han visto bloqueados, sin lugar donde dormir o atrapados en un punto determinado por el corte de carreteras y comunicaciones. Entre ellos hay varios asturianos, indica el Gobierno regional.

Este es el peor terremoto en la historia reciente de Nepal y uno de los más fuertes desde hace diez años en la región, cuando un seísmo provocó una tragedia que causó más de 84.000 muertos en la Cachemira india y paquistaní.

HERENCIA PERDIDA

Los daños también se sienten en la herencia cultural: el Dharahara o Torre Bhimsen, un emblemático monumento de Katmandú erigido en el siglo XIX y reconocido por su importancia arquitectónica por el Fondo de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). La torre fue levantada en 1832 inicialmente con un propósito militar. En su interior, una escalera de caracol conduce por los distintos pisos, un total de nueve. Desde hace una década, el monumento estaba abierto a visitas de turistas. Ahora, el daño es inmenso, como se ve en este vídeo:

Varios testigos han confirmado a la cadena india NDTV y a la agencia de noticias Reuters la caída de este monumento. Imágenes en redes sociales dan cuenta también de esta histórica pérdida.

Y ADEMÁS...

El Terremoto de Lisboa, aniversario de una catástrofe repetible

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

ESPACIO ECO