INTERNACIONAL

Rusia rescata con vida a uno de los pilotos del caza derribado por Turquía

25/11/2015 14:03 CET | Actualizado 25/11/2015 14:03 CET

Uno de los dos pilotos del avión ruso derribado ayer martes por Turquía ha sido rescatado vivo por fuerzas especiales sirias y rusas, y se encuentra ya en un lugar a salvo, según ha informado la televisión oficial siria.

Según la cadena, que citó una fuente militar, efectivos sirios y rusos llevaron a cabo anoche una operación conjunta para rescatar al piloto, que cayó al norte de la provincia noroccidental siria de Latakia, tras eyectarse del caza derribado por aviones turcos.

El equipo de salvamento se adentró 4,5 kilómetros en una zona "con presencia de terroristas", según esta misma fuente, para recuperar al piloto y luego regresó con él a su base. La televisión subrayó que el estado de salud del piloto es "bueno". No así el del otro piloto, que murió abatido a tiros por rebeldes sirios cuando aterrizaba en paracaídas.

Mientras tanto, Rusia sigue defendiendo que el caza no cruzó la frontera turca y ha publicado datos de vuelo del avión, publicados por la agencia rusa de noticias Sputnik, que muestran que el SU-24 no salió nunca del espacio aéreo sirio.

(Sigue leyendo después del vídeo...)

Estados Unidos, por su parte, cree que el derribo tuvo lugar en espacio aéreo sirio tras una breve incursión en el espacio turco, según fuentes oficiales estadounidenses consultadas por la agencia británica de noticias Reuters.

Turquía mantiene que el caza irrumpió durante 17 segundos en su espacio aéreo, y el presidente del país, Recep Tayyip Erdogan, ha defendido "el derecho a proteger sus fronteras", exactamente lo mismo que dijo su homólogo norteamericano, Barack Obama.

"A pesar de haber sido advertido hasta en 10 ocasiones en cinco minutos tras acercarse a nuestra frontera, se ha insistido en continuar la infracción. Este avión ha sido derribado en una intervención de nuestros F-16", ha explicado Erdogan, añadiendo que las acciones han ido totalmente en línea con las normas para entablar un combate.

El presidente ruso, Vladimir Putin, advirtió ayer de que el derribo es una "puñalada por la espalda" efectuada por "cómplices" de los terroristas y ha recalcado de que habrá "graves consecuencias" para las relaciones entre Rusia y Turquía.

TE PUEDE INTERESAR

NOTICIA PATROCINADA