INTERNACIONAL

Trump defiende tener poder incluso para perdonarse a sí mismo

"Todos estamos de acuerdo en que el presidente estadounidense tiene la competencia absoluta para perdonar".

23/07/2017 11:01 CEST | Actualizado 23/07/2017 11:01 CEST
AFP

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha recordado este sábado que como presidente de Estados Unidos tiene la 'competencia absoluta' de perdonar delitos tras las especulaciones desatadas por la información publicada el pasado jueves por la que Trump había pedido un estudio jurídico para perdonar a sus colaboradores, familiares e incluso a él mismo por presuntos delitos cometidos por la implicación de Rusia en la campaña electoral que le llevó a la Casa Blanca.

"Todos estamos de acuerdo en que el presidente estadounidense tiene la competencia absoluta para perdonar, pero ¿por qué solo pensamos en ello cuando el único delito hasta ahora son las filtraciones en nuestra contra?", ha afirmado.

Así, Trump considera que no es necesario utilizar este privilegio presidencial del perdón, pero tampoco lo descarta. Los presidentes estadounidenses tienen la capacidad de perdonar a otros por delitos federales, pero los juristas expertos debaten si se podría perdonar a sí mismo. El hecho de que Trump haya utilizado la palabra 'competencia absoluta' da a entender que no contempla límites a esa capacidad.

El pasado jueves, The Washington Post publicó que el presidente y sus asesores trataron sobre los perdones presidenciales durante una reunión para tratar la investigación abierta por el fiscal general Jeff Sessions sobre la injerencia rusa en la campaña electoral y la implicación o connivencia de la campaña de Trump.

También este sábado, Trump ha respondido a un artículo de The Washington Post en el que se señalaba que Sessions podría haber tratado sobre la campaña con el embajador ruso, Sergei I. Kisliak, pese a haberlo negado públicamente. En su noticia, el periódico se refiere a comunicaciones interceptadas entre Kiskiak y su oficina de Moscú.

"Otra filtración de inteligencia del Amazon Washington Post. Esta vez contra el fiscal general Jeff Sessions. ¡Estas filtraciones ilegales, como la de Comey, deben parar!", ha señalado Trump en su tuit.

El presidente asimila la información del The Washington Post --propiedad de Jeff Bezos, fundador de Amazon-- con la filtración por parte de Comey --exdirector del FBI tras ser destituido por Trump-- sobre una conversación que tuvo con el presidente. Comey asegura que el memorándum sobre la conversación no era secreto, así que no hizo nada ilegal al publicarlo.