TENDENCIAS
22/06/2012 17:49 CEST | Actualizado 22/06/2012 19:47 CEST

Un dinosaurio sin papeles será deportado de Estados Unidos

REUTERS

Un tiranosaurio bataar asiático de más de 70 millones de años, que fue subastado por un millón de dólares, será deportado de Estados Unidos al comprobarse que entró al país con documentos e identidad falsa.

Según informa la revista TIME, el esqueleto pertenece a Mongolia -donde la ley dicta que los fósiles prehistóricos son propiedad del Gobierno- y fue importado en marzo de 2010 proveniente de Reino Unido.

Los importadores mintieron al llenar los papeles de ingreso del dinosaurio en la aduana estadounidense. Según la Fiscalía de Nueva York, los documentos indicaban que se trataba de un grupo de huesos fósiles rotos con un valor de 15.000 dólares, de origen británico.

La casa de subastas Heritage Auctions, con base en Texas, incluyó el ejemplar en su catálogo del 2012 con un precio de entre 950.000 y 1.500.000 dólares. Y aunque fue vendido por 1.052.500 dólares, el comprador ya no podrá reclamarlo.

Según la revista estadounidense, un paleontólogo del Museo de Historia Natural de Nueva York dio cuenta a las autoridades de que el dinosaurio en el catálogo de subastas era similar al desenterrado en 1946 del desierto de Gobi.

El ejemplar de tiranosaurio bataar (Tarbosaurus bataar) es un primo del popular tiranosaurio rex, del período cretácico con 70 millones de años de antigüedad. Este ‘polizón’ es uno de los mejores conservados en el mundo pues mantiene el 80% de sus garras y el 75% de sus dientes originales.

Después de que el Gobierno de Mongolia haya reconocido hace unas semanas el esqueleto como propiedad de su país, la Fiscalía ha ordenado que el dinosaurio sea devuelto.

“Los restos de este dinosaurio tienen un valor cultural e histórico que es incalculable para el pueblo de Mongolia”, ha dicho el Fiscal de Manhattan, Preet Bharara, al ordenar su deportación al país asiático.

ESPACIO ECO