ECONOMÍA
20/01/2013 10:41 CET | Actualizado 20/01/2013 10:43 CET

De Guindos afirma que el Gobierno no prevé mas recortes ni subidas de impuestos

EFE

El Gobierno "no prevé más recortes de gastos ni más ajustes de impuestos" para salir de la crisis, además de los que recogen los Presupuestos de este año, y confía en que a finales del ejercicio ya se pueda empezar a crear empleo. Eso es, al menos, lo que asegura el ministro de Economía, Luis de Guindos, en una entrevista a La Razón.

De Guindos asegura entender "la desazón" de la sociedad española con la crisis, con los recortes y, "con todo lo que está pasando", y, aunque no quiso hablar de casos concretos, dejó claro que ahora más que nunca "el gobernante tiene la obligación de ser especialmente ejemplar y transparente".

El ministros afirma que el Gobierno "nunca" llegó a pensar en pedir a Bruselas el rescate "a la griega", pese a los "delicados" momentos que se vivieron entre abril y julio de 2012, cuando las dudas sobre la banca española obligaron a sanearla en profundidad y la prima de riesgo escaló hasta sus máximos históricos por la falta de respuesta del mercado a las "duras" e "impopulares" medidas que estaba tomando el Gobierno.

CONSECUENCIAS DEL RESCATE

Según De Guindos, "si España hubiese pedido el rescate" la caída del PIB en 2012 no habría sido del 1,3-1,4 %, ligeramente por debajo de lo previsto por el Gobierno, "sino del 4,5 %", algo "parecido a lo que ocurrió con Portugal".

Para el ministro, las mencionadas tensiones provocaron que el cuarto trimestre de 2012 haya sido "el peor de la segunda recaída de la economía" y, a falta de conocer las cifras definitivas, adelantó que la caída intertrimestral del PIB estará entre el 0,7 % y el 0,8 %.

Sin embargo, De Guindos fue optimista en cuanto al futuro y consideró que aunque en el primer semestre de 2013 continuará la contracción económica será ya "menos virulenta" y en la segunda mitad del ejercicio habrá "crecimiento cero o ligeramente positivo".

Por último, preguntado por el reciente "desafío independentista" del presidente de la Generalitat, Artur Mas, De Guindos fue tajante al asegurar que "es una aberración" desde el punto de vista económico en las difíciles circunstancias actuales, por lo que plantear también una crisis política es "una irresponsabilidad".

ESPECIAL PUBLICIDAD