NOTICIAS
08/06/2013 11:18 CEST | Actualizado 08/06/2013 11:27 CEST

Detienen a una actriz de 'The Walking Dead' por el envío de cartas con ricina a Obama

YOUTUBE

Shannon Richardson, de 35 años, también conocida con los apellidos Rogers o Guess y actriz en la serie The Walking Dead, fue detenida este viernes en relación al envío de tres cartas que contenían ricina, una potente sustancia tóxica, al presidente de EEUU, Barack Obama, y al alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, dijeron las autoridades federales.

Richardson, madre de cinco hijos y actriz con papeles menores en series de televisión como The Walking Dead y The Vampire Diaries, había dicho al FBI que fue su esposo, Nathaniel, quien había enviado las cartas con la sustancia tóxica pero, según los documentos presentados en un tribunal, ella mintió a las autoridades.

En un tribunal de la localidad de Texarkana, Richardson fue acusada de enviar por correo correspondencia amenazante al presidente Obama y, de ser declarada culpable, podría afrontar hasta diez años en prisión, indicó la fiscalía de Texas.

Los investigadores asignados al caso encontraron en su computadora un borrador con las cartas amenazantes y, a juzgar por la hora en que fueron impresas, el autor de estas no pudo ser su marido porque él estaba trabajando, según documentos del FBI.

El jueves, la actriz dijo que ella mandó las cartas con ricina pero alegó que fue porque la obligó su esposo. Pero los documentos legales indican que, al ser interrogado por las autoridades, Nathaniel negó cualquier implicación en el envío de las cartas y que su esposa, quien aparentemente quería el divorcio, "mintió intencionalmente".

La carta con ricina dirigida a Obama, con sello del 20 de mayo pasado, no llegó a entrar en las instalaciones de la Casa Blanca, según indicó en su momento el Servicio Secreto, a cargo de la seguridad del presidente. La carta a Obama era similar a otras enviadas a Bloomberg y al grupo que el alcalde creó a favor de un mayor control de las armas.

Parte del texto de las cartas decía: "Tendrás que matarnos a mí y a mi familia antes de llevarte mis armas". Las tres cartas, en las que la policía no halló huellas dactilares, fueron franqueadas el 20 de mayo en Shreveport (Luisiana) y se enviaron sin remitente.

APRENDE A USAR TU DINERO