POLÍTICA
16/07/2013 10:48 CEST | Actualizado 16/07/2013 11:06 CEST

Hernando dice que los SMS de Rajoy a Bárcenas eran "cortesía" (AUDIO)

EFE

Las respuestas por SMS del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al extesorero del PP Luis Bárcenas, fueron pura cortesía.

Es la justificación que ha hecho este martes el portavoz adjunto del PP en el Congreso, Rafael Hernando, durante una entrevista a Radio Nacional de España. "Ha habido un mensaje, después de conocer ese dinero [las cuentas en Suiza de Bárcenas], que yo lo atribuyo sencillamente a la cortesía que tiene una persona con alguien que le está presionando constantemente y que ha sido una persona que ha trabajado veintitantos años para el PP".

En los mensajes, Rajoy le decía cosas como "sé fuerte, mañana te llamaré, un abrazo"; "Luis, nada es fácil, pero hacemos lo que podemos, ánimo"; o "un abrazo fuerte, Luis".

Sin embargo, para Hernando "lo relevante es que en ningún momento se aceptó chantaje alguno". El dirigente del PP tilda de "anecdótico" el intercambio de mensajes y critica que se saque "punta" a los SMS.

La actuación del PP ha sido "absolutamente transparente", según Hernando, quien ha reiterado que, hasta que comenzó la investigación del caso Gürtel, y "empieza a aparecer el dinero en Suiza", en el PP "creímos que (Bárcenas) era una persona honesta".

Hernando también ha rechazado las pruebas "documentales" alegando que los papeles hablan de pagos "en euros cuando existía o se pagaba en pesetas". "Esto ya desmonta cualquier cosa", ha apuntillado.

LUNES NEGRO DEL PP

De esta forma, el portavoz conservador repite el argumentario del PP de cara al 'caso Bárcenas' y que ya pronunciaron desde el vicesecretario de Organización, Carlos Floriano, hasta el propio Rajoy, pasando por la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

Rajoy aseguró que los SMS demostraban que "el Estado de Derecho no se somete a chantaje" y aseguró que agotaría su mandato al frente del Ejecutivo.

Mientras, Bárcenas declaraba en el juzgado asumiendo la autoría de los papeles que recogían la contabilidad B del PP y aportaba documentación implicando a Rajoy y a Cospedal en el cobro de sobresueldos.