POLÍTICA
01/02/2014 17:17 CET | Actualizado 01/02/2014 18:00 CET

Rajoy no trata con sus barones ni la ley del aborto ni el candidato a las europeas

EFE

VALLADOLID - A pesar de que miles de personas han marchado este sábado en Madrid contra el proyecto de la ley del aborto, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no ha tratado esta polémica reforma en la comida que ha mantenido con los barones y los principales dirigentes del partido con motivo de la Convención Nacional de la formación.

Tras este almuerzo, el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha comentado a los periodistas que no se ha abordado esa cuestión ni tampoco han debatido sobre el futuro candidato del PP en las elecciones europeas.

"Hemos hablado más de lo humano que de lo divino", ha dicho Herrera, que ha afirmado además que está "absolutamente convencido de que en las mesas de cualquier familia un sábado como el día de hoy" se "habrá hablado de lo que hemos hablado hoy en esta reunión".

En esta reunión "agradable" se han tratado más temas "personales" que políticos. Una de las invitadas más esperadas era Esperanza Aguirre, que ha llegado al cónclave popular después de decir en una entrevista en la Cope que ETA "no está derrotada, aunque gentes del PP crean que sí".

Tras el almuerzo, Aguirre se ha limitado a mostrar su mejor sonrisa, visitar la exposición dedicada al PP y decir que todo ha ido "muy bien".

La mayor "emoción" de la comida ha sido el plato de bacalo, ha reconocido un barón al final del almuerzo. Rajoy y los líderes del partido han podido degustar una comida servida por el grupo Ramiro's.

El menú incluía habitas con huevo, bacalao y pan lechuguino de Valladolid. Además, han podido degustar vinos de Rueda y Ribera del Duero. Y como colofón: ponche segoviano. No todos los han podido terminar porque es muy dulce, según ha confesado el propio Herrera.