POLÍTICA
10/04/2014 19:19 CEST | Actualizado 05/03/2018 04:29 CET

El estado de las carreteras españolas es tan malo como en 1985

THINKSTOCK

Las carreteras españolas se encuentran tan deterioradas como en 1985. Esa es la conclusión del estudio sobre necesidades de inversión en la red viaria que ha elaborado la Asociación Española de Carreteras (AEC).

Este "deterioro sin precedentes" por falta de conservación "pone en riesgo la comodidad y la seguridad" en la conducción, según Juan Francisco Lazcano, el presidente de la asociación.

"Si en 2011 era necesaria una inversión de 5.500 millones de euros para adecuar nuestras carreteras, en 2014 esa inversión de choque llega a los 6.200 millones", ha sentenciado Lazcano, que los ha desglosado en 4.205 millones para las vías autonómicas y los 1.994 millones restantes para las estatales.

"Los recortes comenzaron en 2010 con la crisis", explica la portavoz de AEC Marta Rodrigo en declaraciones a El Huffington Post. "Y el problema es exponencial: cada vez se deteriora más rápido y de forma más grave, y cada vez es más cara la reparación", añade.

LO PEOR, EL PAVIMENTO

Rodrigo sostiene que los recortes han sido de entre 400 y 500 millones de euros y han afectado sobre todo al pavimento, "lo más caro de mantener y lo que más afecta a la comodidad en la conducción".

El informe ha analizado 3 millones de metros cuadrados de pavimento (el equivalente a 600 campos de fútbol) y concluye que acumulan el 94% del déficit total en conservación. Tres de cada cuatro kilómetros de carreteras presenta grietas y uno de cada tres, baches y deformaciones.

Entre las comunidades autónomas hay diferencias, y el estudio concede el aprobado a dos de ellas: Extremadura y País Vasco. En el extremo opuesto se encuentran Aragón y La Rioja, valoradas como "muy deficientes".

Sin embargo, Rodrigo señala que los indicadores del informe son generales porque "no se puede comparar entre comunidades" ya que "los costes de mantenimiento no son los mismos por la diferente geografía". La portavoz admite que la red viaria autonómica es, generalmente, de peor calidad pero también mucho más extensa.

El estado de las señales de tráfico recibe un suspenso en toda la geografía española. El 33% de las señales "están caducadas y ya no se ven bien por la noche", apunta Rodrigo. "Se ha superado la fecha de utilización que recomienda el fabricante, unos siete años, y es necesaria su reposición", advierte.

Las barreras de seguridad, el balizamiento y el 82% de la iluminación también necesitan reposición. Las marcas viales, por contra, son estables, aunque deberían repintarse en 52.000 kilómetros de la red.

"UN PROBLEMA DE POLÍTICA DE TRANSPORTES"

La situación de las carreteras españolas se debe a "un problema de política de transportes", según Rodrigo. "En los últimos años se han promocionado a nivel europeo otras formas de transporte, especialmente el ferrocarril, en detrimento de las carreteras".

La AEC defiende que en países periféricos como España, este sistema no funciona. "Queda muy bien abrir estaciones de AVE pero es un transporte minoritario, tanto de personas como de mercancías. El 80% de las mercancías se mueve por carretera en España", explica la portavoz.

"Parece que invertir en las carreteras no está en el ADN de la Administración pública", ha apostillado el presidente Lazcano. "Queremos decirle a la ministra de Fomento que no hay otra opción que invertir en nuestras carreteras, para que, como ella misma dijo, las infraestructuras de transporte sean el quinto pilar del estado de bienestar".

La AEC aboga por la necesidad de "un cambio de timón, un plan urgente específico para recuperar el estado de las carreteras" y recomienda la implantación de la denominada 'tasa por uso' para los conductores españoles, ya vigente en algunos países de Europa.

ADEMÁS: