POLÍTICA
06/11/2014 12:43 CET | Actualizado 06/11/2014 12:56 CET

La Fiscalía pide que Jaume Matas vuelva a la cárcel

EFE

El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de quien depende la prisión de Segovia ha recibido el recurso presentado por la Fiscalía de Valladolid en el que se pide revocar el tercer grado concedido al interno Jaume Matas.

La Fiscalía pide que se le aplique el segundo grado, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia (TSJCyL).

Ahora, han precisado desde el TSJCyL, en aplicación de la Ley Orgánica Penitenciaria y el Reglamento Penitenciario, el juez dará traslado del contenido del recurso a Jaume Matas en el plazo de 5 días hábiles con el fin de que el interno pueda presentar las alegaciones que considere oportunas.

El juez resolverá sobre el grado que hay que aplicar a Jaume Matas en un auto que podría ser notificado a partir del 17 de noviembre.

Las mismas fuentes han precisado que contra la decisión del juez cabe recurso de Reforma (presentado ante el mismo juez de Vigilancia Penitenciaria en el plazo de 3 días) o recurso de Apelación (ante la Audiencia de Palma de Mallorca que es quien juzgó al expresidente).

El expresidente del Govern balear y exministro de Medio Ambiente, Jaume Matas, fue condenado a 9 meses de reclusión por tráfico de influencias en el marco del caso Palma Arena.

SEGUNDO Y TERCER GRADO

Los internos a los que se ha concedido el segundo grado viven en el centro penitenciario, donde desarrollan su vida y, aunque no es un derecho, pueden beneficiarse de 36 días de permiso al año, con un máximo de siete días seguidos, según informan fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL).

Por el contrario, los internos de tercer grado pueden dormir durante los fines de semana en su domicilio y, si son personas contratadas, pueden salir entre semana a trabajar, pero han de dormir en el Centro de Inserción Social (distinto de la prisión). En este caso tienen 48 días de permiso y, aunque no es un derecho, se les suele conceder.

Estos internos pueden obtener también el beneficio de dormir en su domicilio y son controlados desde el centro penitenciario por medios electrónicos.

ESPECIAL PUBLICIDAD