TENDENCIAS
03/12/2014 11:11 CET | Actualizado 04/12/2014 15:25 CET

Una madre obligada a cubrirse con una servilleta para dar de mamar en un hotel de Londres

Una madre ha descrito la humillación sentida después de que le pidiesen que se cubriese con una servilleta mientras daba de mamar en un lujoso hotel de Londres.

Louise Burns, de 35 años, publicó en su cuenta de Twitter la imagen de ella misma dándole el pecho a su bebé de 12 semanas mientras se cubría con una enorme servilleta. Había asistido al establecimiento a tomar té acompañada de su hermana y su madre.

La madre subió las fotos y las comentó: "Me pidieron que me cubriese con esta ridícula capa mientras daba de mamar (#breastfeeding) para no ofender a nadie"

"¡Es mucho más evidente con esto que sin ello! Es una pena porque no volveré nunca".

Burns habló con el periódico inglés The Guardian y aseguró: "Empecé a alimentar a mi hija muy discretamente cuando el camarero se apresuró con una enorme servilleta, se arrodilló y dijo que tenía que cubrirme por política del hotel".

"Mi reacción inicial fue romper a llorar. Este era mi tercer bebé. Tuve problemas para dar de mamar a los dos primeros pero éste estaba yendo bien. No esperaba ser amonestada en un hotel del centro de Londres".

Burns explicó que se sintió incómoda y quiso marcharse, pero su madre y su hermana habían ido desde The Midlands para ese convite navideño.

Según Burns, el camarero fue educado, y un supervisor se acercó arrepentido pero dijo que la política del hotel era que las madres se cubriesen mientras amamantaban a sus hijos.

(Sigue leyendo después de la encuesta...)

"Al final me acabé calmando pero me sentí humillada. Estaba siendo muy discreta. Hoy día nadie debería hacer sentir a nadie como me sentí yo, especialmente cuando las madres están presionadas para amamantar".

Un portavoz de Claridge's Hotel de Londres aseguró: "Claro que permitimos alimentar en el Claridge pero le pedimos a las clientas que sean discretas".

Aseguró que ella no podía hacer comentarios porque el hotel tenía la política de no importunar nunca a sus huéspedes.

La web del NHS advierte a las mujeres que deben conocer sus derechos y añade: "Nunca deberías hacer sentir a nadie incómodo por la lactancia materna en público".

"De hecho, según la ley de igualdad de 2010 es ilegal pedir a alguien que esté dando de mamar que abandone un lugar público como una cafetería, tienda o en transporte público".

Burns ha recibido un gran número de mensajes de apoyo en Twitter, como el de esta persona que escribe: "Si no te gusta que yo (como madre) lo esté haciendo, no mires. Es una actitud de 1920".

Desde el martes por la tarde, Claridge tuiteó: "Estamos entristecidos. Apoyamos a lactancia materna y estamos buscando otras formas de comunicarlo".

¿Qué te parece esta situación? ¿Has vivido alguna vez un caso así en España? Cuéntanos tu historia y envía un mail a participa@huffingtonpost.es

Este artículo fue publicado originalmente en la sección de televisión de la edición inglesa de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés.

Photo gallery Breastfeeding Photos By Jade Beall See Gallery