Seis bibliotecas que no te dejarán indiferente

En la semana en que se celebra el Día Internacional del Libro, Planeta Low Cost quiere rendir su particular homenaje a ese objeto que nos ha permitido viajar y disfrutar de aventuras fascinantes y paisajes exóticos sin salir de casa.

A pesar de que muchos llevan tiempo augurando su final, lo cierto es que el libro sigue vivo. Durante siglos, el acceso a ellos era un privilegio que muy pocos podían disfrutar. Sin embargo, hoy en día son lugar de paso casi obligatorio durante nuestra época de estudiantes, y por ello pueden llegar a ser tan odiados como venerados.

Este post va especialmente dedicado a aquellos que cuando entran en una biblioteca sienten que el tiempo se paraliza. Que disfrutan con el olor característico de los libros usados, sus hojas amarillentas y que cuando escogen uno de ellos se sienten atrapados hasta que leen la palabra FIN.

Esta semana las bibliotecas pasan a ser museos que pueden visitarse por dentro o contemplar su grandiosidad por fuera. ¿Con cuál te quedas?

Biblioteca de El Escorial
FLICKR
El recorrido empieza en casa, en España: la Real Biblioteca del Monasterio de El Escorial. Para visitarla hay que trasladarse hasta San Lorenzo de El Escorial, Madrid. Gracias al afán coleccionista de Felipe II, así como a su preocupación por conservar libros de gran valor histórico, hoy se puede visitar un lugar majestuoso dedicado al estudio y conocimiento.
Foto: FLICKR
Biblioteca Nacional de Francia
FLICKR
Hay que viajar hasta la capital del país vecino para contemplar su Biblioteca Nacional. Repartida por varios edificios, llama la atención la construcción de Dominique Perrault, que con su diseño consigue que las cuatro torres de 79 metros de altura, sean la representación visual de cuatro libros abiertos.
Foto: Flickr
Biblioteca del Ministerio de Justicia de Holanda: Handelingenkamer
FLICKR
Aunque su tamaño no es tan espectacular como el de la anterior, con tan sólo 13 metros de largo y seis de ancho es considerada una de las bibliotecas más bonitas del mundo. ¿Será por su aspecto acogedor o por su escalera de caracol? Si vas a La Haya, saca tus propias conclusiones sentado en la sala principal.
Foto: Flickr
Biblioteca del Parlamento de Canadá
FLICKR
No se puede negar la belleza que posee este edificio coronado por una cúpula de estilo neogótico. Tan orgullosos están los canadienses de este símbolo de sabiduría que hasta lo han plasmado en los billetes de dólar para su deleite diario. Aunque el acceso a la misma está restringido generalmente por la actividad del Parlamento, hay posibilidad de realizar visitas. Foto: Flickr
Biblioteca Nacional de China
FLICKR
Considerada la biblioteca más importante de Asia, tanto por su calidad como por la cantidad de tomos que podemos encontrar en ella. Debemos agradecer a este legado a la dinastía Qing, que hicieron una gran labor de recopilación.
Foto: Flickr
Biblioteca de Beitou en Taiwán
FLICKR
Es una de los imprescindibles si se visita la ciudad de Tapei. El edificio está construido con madera y materiales reciclados. Llama la atención por su diseño sostenible pensado para minimizar el impacto ambiental. El proyecto ha sido galardonado con numerosos premios, entre ellos el Premio de Arquitectura de Taiwán, el Premio a la Excelencia para la Construcción Ecológica de la Ciudad de Taipei o el Premio del Paisaje Urbano.
Foto: Flickr