TENDENCIAS
31/05/2015 10:05 CEST | Actualizado 31/05/2015 10:05 CEST

El ejército estadounidense, retratado por el fotógrafo Platon

PLATON

A pesar de estar acostumbrado a retratar a Barack Obama, Vladimir Putin, Muammar Gadaffi, George W. Bush y otras grandes voces de la política mundial, el fotógrafo británico Platon ha dado la palabra con su cámara a los hombres y mujeres que prestan servicio militar a Estados Unidos. Algunas de esas imágenes se exponen ahora por vez primera a gran escala en la Jablonka Galerie. Una selección de imágenes en blanco y negro se muestra hasta finales de septiembre en la espaciosa y minimalista capilla Böhm de Colonia (Alemania).

SERVICE fue el primer ensayo fotográfico que realizó el británico —nació en Londres pero se crió en Grecia— tras fichar por The New Yorker en 2008, heredando el cargo que en su día ocupara el legendario Richard Avendon. Ocurría unas semanas antes de que Obama se convirtiera en presidente de los Estados Unidos y en pleno debate público acerca de la intervención del país en la Guerra de Irak.

Antes de comenzar a trabajar en The New Yorker, ya ilustraba con sus imágenes la edición británica de Vogue y más tarde las de la revista política George, liderada por John John Kennedy, aunque sus trabajos más conocidos son sus múltiples portadas para la revista TIME. Edward Snowden y la diseñadora Vivienne Westwood son algunos de los personajes que han mirado de frente a su objetivo.

Los retratos que ahora se exponen en Alemania prestan atención a los militares y a sus familias que, en cierto modo, también sirven a su nación al sufrir las consecuencias del conflicto bélico. Durante semanas viajó por el país norteamericano para recopilar el testimonio directo de estas personas.

Para muchos el trabajo del fotógrafo escribe unas líneas más en la historia reciente de Estados Unidos. Tras ver la imagen de Elsheba Kahn sobre la tumba de su hijo que había tomado Platon ese verano, el republicano Colin Powell, exsecretario de Estado de la administración de Bush, decidió apoyar de forma pública la candidatura a la presidencia del demócrata Barack Obama.