TENDENCIAS
31/05/2015 20:50 CEST | Actualizado 24/02/2017 10:05 CET

Enrique Iglesias se corta en los dedos al parar un drone en un concierto

Hay juegos que acaban mal. Lo acaba de comprobar en carne propia el cantante Enrique Iglesias. Durante un concierto en Tijuana, México, hizo un guiño ya habitual en sus shows, tratando de atrapar un avión no tripulado de los que usa su equipo para tomar imágenes de las actuaciones, pero con la diferencia de que esta vez calculó mal y acabó con la mano llena de sangre y varios dedos dañados. Atrapar un drone en pleno vuelo tiene estas cosas.

El hijo de Julio Iglesias sujetó el avión con una mano, siguió cantando y posando para las imágenes del aparato, y cuando fue a cogerlo con las dos manos fue cuando sufrió un corte o rasponazo, posiblemente por la hélice o el ventilador. Tuvo que ser atendido detrás del escenario y se negó a cancelar el espectáculo, pese a la herida.

Pronto aparecieron en Twitter imágenes del artista con la mano y la camiseta manchadas de sangre:

Los médicos le aconsejaron que suspendiera el show, pero Iglesias continuó 30 minutos más, pese a sufrir una abundante hemorragia. Tras el concierto, el intérprete viajó en avión hasta Los Ángeles para ser tratado.

"Durante el espectáculo se usa un drone para tomar instantáneas del público y algunas noches Enrique lo atrapa para hacer una toma de los espectadores. Algo salió mal y tuvo un accidente", explicó el representante del músico. "Fue trasladado al aeropuerto donde lo esperaba un ambulancia", añadió en una declaración a la prensa.

Y ADEMÁS...

ESPACIO ECO